Normandía cuenta con cinco provincias (departamentos): Seine-Maritime, Eure, el Calvados, la Mancha y el Orne.

La provincia de la Manche

La Mancha, la «tierra del norte», donde el verde de los prados contrasta con el azul brillante del cielo. El Monte Saint-Michel, la Bahía de Les Veys, la isla Tatihou, las largas playas de arena y más de 300 km de costa son los grande atractivos de esta provincia. La bahía del Monte Saint-Michel es, además, el escenario de las mayores mareas de Europa y de unas vistas impresionantes … por unas horas la conocida como “Maravilla” se convierte de nuevo en una isla. En cuanto a la cocina, además del »Assiette du Pays «, un plato que reúne a diferentes platos de la región, no te puedes perder el cordero de los prados salados del Monte Saint-Michel.

Nez-de-Jobourg bord de mer
Le Nez de Jobourg © Teddy Verneuil © Teddy Verneuil crt

Característica de esta provincia: las largas playas de arena y los paisajes auténticos

3 lugares que no te puedes perder si visitas esta provincia:

La provincia del Calvados

El departamento de Calvados se caracteriza por largas playas de arena, praderas y valles, pueblos pintorescos y pequeños puertos de pescadores. Caen, Honfleur, Lisieux y Bayeux son las ciudades del Calvados y la sidra, la Pommeau, la mantequilla de Isigny y los quesos Livarot y Pont l’Evêque son algunas de las especialidades locales. La provincia cuenta también con una rica historia. En Bayeux, el Tapiz ilustra un capítulo histórico importante (clasificado desde el año 2007 por la UNESCO en la categoría “Memoria del Mundo”), la conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador en 1066. A raíz de la victoria sobre Inglaterra, Guillermo el Bastardo se convirtió en el legendario Guillermo el Conquistador. Las playas del D-Day y los museos son testigos de otro capítulo importante y doloroso de la historia humana.

Villa de Trouville
© Bertl123 Shutterstock.com

Características de esta provincia: Su Historia y sus pueblos costeros son ideales para las familias.

3 lugares que no te puedes perder si visitas esta provincia:

La provincia del Orne

Boscajes y prados, manzanos, palacios y caballos nobles caracterizan esta parte de Normandía. Pintorescos pueblos, ciudades y pueblos fascinantes salpican el recorrido por la provincia. La gente aquí ama la vida y suele ser muy acogedora. Te puedes relajar en la ciudad balneario de Bagnoles de l’Orne, rodeada de un bosque de 7.000 hectáreas. La provincia del Orne es una de las tierras del caballo más importante de Francia gracias al Haras du Pin. A nivel gastronómico, descubre el pueblo de Camembert y el Poiré, una bebida obtenida por fermentación alcohólica de zumo de pera (similar a la sidra).

Cité médiévale de Domfront
© Stéphane Maurice

Características de esta provincia: el arte de vivir, los grandes espacios y el color de la piedra.

3 lugares que no te puedes perder si visitas esta provincia:

La provincia del Eure

El departamento del Eure puede ser descrito como un lugar tranquilo a poco menos de una hora en coche de París. Castillos y abadías nos recuerdan su rico patrimonio histórico y la naturaleza, invitándonos a caminar, pasear en bicicleta o a caballo. El pequeño pueblo de Giverny, elegido por Claude Monet en 1883 como su residencia, se ha desarrollado durante los años, desde 1880 hasta la Primera Guerra Mundial con la aparición de una verdadera colonia de artistas. Hoy en día, la casa y el jardín de Monet, con el famoso estanque de nenúfares, están abiertos al público. La Abadía de Bec en Le Bec Hellouin, la Catedral de Evreux, el pueblo con encanto de Lyons-la-Forêt y el Castillo Gaillard también merecen una visita.

Les jardins de Claude Monet à Giverny
© Séverine Frères

Características de esta provincia : los pueblos con encanto a orillas del río Sena y los ambientes que inspiraron a los impresionistas.

3 lugares que no te puedes perder si visitas esta provincia:

La provincia de la Seine-Maritime

Entre tierra y mar, la provincia de Seine-Maritime luce sus espectaculares acantilados de tiza. Los acantilados extraordinarios de la Costa de Albatre, el verde campo del Pays de Caux y los huertos de manzanos típicos de esta zona dominan el paisaje. Rouen (109.000 habitantes), la ciudad de los cien campanarios, es también la ciudad de Gustave Flaubert y del escritor Pierre Corneille. La abadía de Jumièges, descrita por Victor Hugo como la ruina más bella de Francia, merece ser añadida a su itinerario. En los restaurantes de esta zona se puede disfrutar del queso Neufchâtel, el arenque de Le Tréport, la trucha y el salmón de Bresle, la sopa de pescado de Dieppe y el pato al estilo de Rouen.

Les falaises d'Etretat depuis la mer
© Gregory Cassiau – Les Escapades

Características de esta provincia: La Costa de Albâtre y sus majestuosos acantilados.

3 lugares que no te puedes perder si visitas esta provincia:

  • Agregar a marcador