Inspira, expira… Ven y vive una experiencia refrescante, en este rincón de Normandía y sus formas generosas. Escalada, canoa, senderismo… ¡Una maravilla!

Un relieve boscoso esculpido por los ríos

Rando en Suisse Normande

Aunque sus cimas no superen los 300m, la Suiza normanda debe su nombre a su relieve boscoso, dibujada por los ríos. Sus profundos valles de vertientes abruptas y sus aguas vivas de las gargantas que la atraviesan crearon estos paisajes tan increíbles como sorprendentes. Para completar este cuadro, bonitos pueblos se acurrucaron en el fondo de los valles o se colgaron de las laderas de las colinas. El artista, aquí, es el tiempo que, desde hace 800 millones de años, ha dejado a los meandros del río Orne jugar con las rocas del macizo armoricano.

Canoa, senderismo, Pesca y escalada

Paraíso de los paseos fluviales, las curvas del río Orne se desvelan, para el placer de los aficionados al kayak o de los pescadores que consiguen lucios, percas y truchas. Los paisajes de la Suiza Normanda también alegran a los senderistas, los jinetes y los practicantes de BTT, así como a los amantes de escalada en los Rochers des Parcs en Clécy.

Qué ver

Clécy: La iglesia Saint-Pierre construida en el siglo XV es impresionante destacando su corazón y su transepto del siglo XIX. La pequeña ciudad dominada por el viaducto de la Lande posee casas con carácter e imponentes casas solariegas.

Las Rocas de los parques en Clécy : Son el testimonio de millones de años que moldearon la región. Se pueden observar bellas landas de brezos. Un lugar ideal para los aficionados a la escalada.

Thury-Harcourt y el meandro del Hom: Puerta de entrada norte de la Suiza Normanda, Le Hom tuvo un rico pasado industrial relacionado con el curtido de la piel y el esmaltado. El antiguo castillo medieval es conocido por sus parques y jardines. Sede del gobierno en aquella época, el edificio fue destruido en 1944 por los Alemanes. Solo subsiste la capilla del siglo XVII, clasificada como Monumento Histórico.

La Roca de Oëtre: Situado en el corazón de la Suiza Normanda, en la provincia del Orne, se trata de uno de los más prestigiosos miradores naturales del oeste de Francia. Un espacio salvaje que domina desde más de cien metros las gargantas de la Rouvre con unas formas de las cornisas que invitan a la imaginación.

El castillo de la Motte : Clasificado Monumento Histórico, este magnífico edificio construido entre 1598 y 1614 es un ejemplo de las primeras horas de la arquitectura clásica en Francia. Los jardines del castillo merecen también la pena así como la preciosa iglesia románica de la aldea de Acqueville.

Saint-Rémy-sur-Orne: A partir de 1460, los « Fosses d’Enfer » (fosos del infierno) de Saint-Rémy se explotan por la riqueza mineral en hierro. La actividad cesa difinitivamente en 1968. Desde 1993, la Casa de los recursos geológicos de Normandía relata la historia del subsuelo normando. La Capilla Notre-Dame fue construida en el siglo XX por los mineros y dispone de un altar fundado sobre un vagón.

El puente de Ouilly: Situado a 18 km de Falaise, el pueblo de Guillermo el Conquistador, esta zona es una referencia en lo que se refiere a actividades en plena naturaleza. Acoge unas de las bases de ocio más importante de la Suiza Normanda especialmente por el alquiler de canoas kayak. La visita del Castillo Guillaume le Conquérant de Falaise es también una visita imprescindible.

Visitas que no te puedes perder

  • Thury-Harcourt – Le Hom
  • Clécy
  • La Roca de Oëtre 
  • El puente de Ouilly 

Los eventos de la Suiza normandía

  • 100% Sports Nature (principios de abril): Fin de semana deportivo
  • Festival Les Extraverties: Gran evento para los amantes de ocio en plena naturaleza. Se celebra en la Roche d’Oëtre y Pont-d’Ouilly.
  • Torneo Internacional de kayak-polo en Thury-Harcourt
  • Esprit Jardins, en la Abadía de Barbery (a finales de junio, un año sí, un año no)
  • Les Médiévales de Château Ganne (a finales de junio, un año sí, un año no)