Alençon, antigua «Ciudad Ducal», debe su fama internacional a sus trabajos de encaje de aguja realizados con un tipo de punto conocido como «punto de Alençon» especialmente notorios desde que Colbert estableció allí un taller real del encaje en 1665. 

La Ciudad de los duques

El casco histórico de la ciudad, sus calles peatonales y sus tiendas invitan a ir de compras. Tanto si eres creyente como si eres simplemente un apasionado de la arquitectura sagrada, se impone una visita a la majestuosa basílica de Alençon. En esta ciudad normanda nació Teresa Martin, conocida mundialmente como Santa Teresa. Sus padres, Luís y Zelia Martin, fueron canonizados en 2015.

A pocos kilómetros nos encontramos en plena naturaleza. Los aficionados a la equitación, la pesca o al senderismo disfrutarán de estos magníficos y relajantes bosques de la provincia del Orne.

No te pierdas

El Museo de Bellas Artes y del Encaje: El museo reúne el patrimonio pictórico, de encajes de la región, y alberga también una interesante colección de materiales etnológicos camboyanos.

La casa natal de Santa Teresa (calle Saint-Blaise): casa en la que nació Teresa Martin el 2 de enero de 1873.

Basílica Notre-Dame: nave del siglo XVI que contiene un magnífico portal flamígero.

La casa d’Ozé: del siglo XV, hoy en día, es la Oficina de Turismo.

© packshock fotolia
Cathédrale d'Alençon

El castillo de los duques: Castillo de los siglos XIV y XV, en la plaza Foch.

 La Halle au Blé : Monumento emblemático de la ciudad del siglo XVIII.

La biblioteca municipal: Se trata de la antigua capilla del colegio de los Jesuitas.

El barrio Saint-Léonard: El barrio medieval de Alençon es un conjunto de calles y callejuelas con casas con fachadas de entramados.

La Capilla Notre-Dame de Lorette: Capilla del siglo XVII situada en el barrio de Montsort.

Las visitas que no te puedes perder

  • Museo de Bellas Artes y del Encaje
  • Basílica de Notre-Dame
  • La casa d’Ozé

Qué ver en los alrededores de alençon