Bagnoles-de-l’Orne es un pueblo lleno de curvas. Su arquitectura de estilo de la Belle Époque, su lago, el río Vée, sus sauces llorones, sus puentes y su hipódromo confieren a este lugar un ambiente relajante. Bagnoles es un pueblo que invita al descanso y a la relajación, un rincón ideal para reponer energía. 

Desde las aguas a 26°C de las termas hasta los caminos que surcan el bosque de Andaine, los encantos locales se desvelan bajo el lema del bienestar y de la diversión. Deportivos o culturales, los encuentros en Bagnoles son una delicia en cualquier temporada.

Los juglares del siglo XII no se equivocaron inspirándose en este lugar encantador para una de las más bellas leyendas: la de Lancelot del Lago y de los caballeros de las Mesa Redonda. Tallada en gres, salpicada de rosas y hortensias, la bonita cita de hoy en día desvela sus secretos, las de la epopeya artúrica y el descubrimiento de la Fuente y de la Roc au Chien (la roca del Perro).

Las únicas termas del noroeste de Francia

© Thierry Houyel
Famille à Bagnoles-de-l'Orne

Qué ver

Visitas imprescindibles

  • Las Termas y el B’O Thermes
  • El arboretum del parque del Castillo
  • El Casino

Despierta tu paladar al gusto de Claude monet

Despierta tu paladar al gusto de Claude monet

Las vías verdes más bellas en familia

Las vías verdes más bellas en familia

Prepara tu fin de semana o tus vacaciones en Bagnoles-de-l’Orne