El Monte Saint-Michel tiene la particularidad de ser un islote rocoso rodeado de una maravillosa bahía, escenario de las mayores mareas de Europa. El monte y su bahía están clasificados desde 1979 como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

¡Uno de los monumentos religiosos más extraordinarios!

Las obras de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint-Michel habrán durado diez años para acabar en 2015, ofreciendo una nueva cara a este lugar histórico. Es una nueva pagina de la historia del Monte. Si nada se hubiera hecho, en 2040, el Monte Saint-Michel hubiera estado rodeado de praderas cuando fue su entorno marítimo lo que había determinado la elección de los monjes en la Edad Media para instalarse en este lugar y construir lo que se iba a convertir en uno de los más extraordinarios edificios de la arquitectura religiosa. Aubert, obispo de Avranches, habría fundado un santuario sobre el Mont-Tombe en 708, después de tres apariciones sucesivas del arcángel San Miguel. Dominando la inmensidad de la bahía*, la abadía del Monte Saint-Michel es el punto culminante de la visita.

* Está completamente desaconsejado aventurarse solo por la bahía, teatro de las más grandes mareas de Europa continental.

Las grandes mareas: ¡Un espectáculo único!

La bahía del Monte Saint-Michel* es el teatro de las mayores mareas de Europa continental. ¡Descubre este impresionante espectáculo que nos ofrece la naturaleza! Algunos días del año son especialmente interesantes para observar este fenómeno. Cuando el coeficiente de la marea supera 110, el Monte se vuelve a convertir en una isla durante unas horas. El agua cubre el dique sumergible y la roca se queda sin accesos al continente. ¡Descubre las fechas de las grandes mareas!

¿Dónde observar las grandes mareas?

La bahía del Monte Saint-Michel es el teatro de las mareas más grandes de Europa continental. En cuanto el coeficiente de la marea supera 110, el Monte se convierte en una isla, durante unas horas.

Para observar el fenómeno de la marea subiendo y la llegada del macareo, hay que estar presente 2 horas antes del horario de plena mar. Se puede observar el fenómeno desde el Monte, las murallas, la terraza oeste (plaza de la abadía), o el nuevo puente-pasarela. La bahía dispone de muchos puntos de observación privilegiados como la Roche Torin en Courtils, en Grouin del Sur, en Vains-Saint-Léonard y en Gué de l’Epine en Val-Saint-Père entre otros. ¡Vive las grandes mareas, una experiencia única!

¿Cómo acceder al Monte?

Los nuevos aparcamientos están situados a 2,5 kilómetros del Monte Saint-Michel intra-muros. Medios de transportes gratuitos (hasta la 1 de la mañana) y caminos peatonales acercan a los visitantes hasta el Monte. La «navette hippomobile» es otra alternativa simpática para acercarse al Monte.

Los pasajeros se bajan a 400 metros de las murallas dejando el camino despejado para que los peatones disfruten de unas vistas despejadas sobre el Monte y la bahía.

Con buen tiempo, los visitantes pueden ir andando, a través del puente pasarela, que se funde perfectamente con el paisaje. Se tarda unos 30 minutos aproximadamente.

Prepara tu viaje al Monte Saint-Michel

Prepara tu fin de semana o tus vacaciones en el Monte Saint-Michel

En portada

Los recorridos nocturnos del Monte Saint-Michel

Los recorridos nocturnos del Monte Saint-Michel

Las grandes mareas en el monte Saint Michel

Las grandes mareas en el monte Saint Michel

No te pierdas

Página web de la Oficina de Turismo

Cómo llegar al Monte Saint-Michel

Los horarios de las mareas