Dominique y yo ya conocíamos el castillo de Chantore por haber visitado su jardín el año pasado. Este verano, decidimos darnos un capricho y volver al castillo para pasar ahí una noche, y participar en el taller sobre el arte de poner la mesa. Iñaki, uno de los propietarios, nos va a enseñar cómo disponer la mesa para las grandes ocasiones.

Chantore… ¡un castillo y un jardín excepcionales!

Jardín del castillo de Chantore © D.Dumas

El Castillo de Chantore se sitúa en el campo, a pocos kilómetros de Avranches. Este Castillo del siglo XVIII, con sus fachadas rosas, fue construido en lo alto de una colina para poder admirar el Monte Saint-Michel. Al llegar, cuatro pavos reales parecen intrigados de vernos visitar las cuadras de estilo Napoleón III. Bernard, uno de los dos propietarios nos acoge con una sonrisa, y nos instala en la habitación ovalada. ¿Signo peculiar? Su cama con dosel de estilo polaco. En lo que se refiere al baño, ¡tiene proporciones hollywoodienses! Antes del taller, nos paseamos por el jardín romántico y exótico. Nos encontramos con una Sequoia, un Ginkgo biloba, un Ciprés calvo de Luisiana, Tuliperos de Virginia y un Cedro de Líbano.

¡Un arte de vivir antiguo pero tan glamuroso!

Taller «El arte de poner la mesa» con Iñaki en el Castillo de Chantore © D.Dumas

Nos reunimos con Iñaki. Nos ofrece una copa de sidra de bienvenida en el salón azul. Luego nos dirigimos hacia el comedor. La mesa está sutilmente decorada con objetos que nunca habíamos visto antes. Esta mesa respeta códigos que no se conocen hoy en día, que Iñaki nos va a enseñar. Nos quedamos con la boca abierta frente a tanta harmonía. Nuestro anfitrión empieza por contarnos la historia del arte de poner a mesa. Esta historia está relacionada con la burguesía triunfante, que se traerán de sus viajes platos, tenedores, cuchillos, etc. El comedor, dedicado a las comidas, va sustituirse poco a poco por las costumbres que consistían en instalarse en cualquier sitio del castillo para comer. Sentimos que Iñaki es un apasionado por este arte de vivir a la francesa. Después de haber entendido la disposición de los cubiertos, el orden de las copas, los espacios que hay que respetar, la forma de servir, y sobre todo el protocolo impuesto por la señora de la casa, ¡estoy lista para poner la mesa!

En el papel de la anfitriona

Participantes en el taller «El arte de poner la mesa» en el Castillo de Chantore © D.Dumas

Con su toque travieso, Iñaki nos instala a Dominique y a mí en la punta de la mesa. Nos entrega toda la vajilla necesaria. Primero instalo el plato, luego los cubiertos recordando el menú que será servido. Los cubiertos deberán estar colocados de tal manera que destaquen las armas de la vajilla. No me olvido del porta cuchillos, que permite no manchar el mantel. Luego toca colocar las copas. Mi marido me indica que la copa más grande de agua se coloca a la izquierda y a su derecha se disponen las copas de vino. La copa del digestivo se coloca completamente a la derecha. La copa de champán está completamente a la izquierda. Se servirán los vinos y las salsas por la derecha pero las fuentes desde la izquierda. Como anfitriona, me instalaré en el centro de la mesa, frente a mi marido. La señora de la casa que recibía invitados de « alto rango » instalaba a su izquierda a la persona más importante de la cena.

Unos detalles al final del taller

Acabo de poner mi bonita mesa instalando la servilleta y el platito para el pan a la izquierda. En el centro de la mesa, coloco un « surtout » (plato de presentación) en el que dispongo galletas en forma de pequeños personajes. Algunas flores discretas y unas velas completarán la presentación. ¡Creo que no se me ha dado nada mal! Iñaki me lo confirma. Este arte de poner la mesa, me lo enseñó un auténtico señor de Castillo. Antes de irnos, Iñaki me regala un bonito menú estampado y un documento que reúne los códigos del arte de poner la mesa. Este taller me ha dado ganas de volver a usar bonitos objetos que cogían polvo en los armarios, y que voy a usar más a menudo para complacer a mis amigos.

Datos prácticos

Château de Chantore
50530 Bacilly
www.chateaudechantore.com


Fechas 2020 y 2021

Castillo abierto todo el año.

Taller: 1 sábado al mes, de septiembre a finales de junio. El taller está reservado a los huéspedes del castillo.
Sábado 12 de diciembre de 2020
Sábado 30 de enero de 2021
Sábado 27 de febrero de 2021
Sábado 27 de marzo de 2021
Sábado 24 de abril de 2021
Sábado 29 de mayo de 2021
Sábado 26 de junio de 2021

Tarifas 2021

5 habitaciones en el castillo: de 190 € a 270 € la noche, desayunos incluidos
Nuestro alojamiento: la habitación ovalada a 250 € la noche

Taller « Les arts de la Table »: 30 €
Duración del curso: 1h30
¿Cuándo? Un sábado al mes
2 personas mínimo y 6 personas máximo.
A D-8 de la llegada, y sin ninguna reserva, la fecha se cancela obligatoriamente del calendario de las actividades disponibles.

¿Dónde comer?

La pause des Genêts.
www.lapausedesgenets.fr

La Croix d’Or en Avranches
www.hotel-restaurant-avranches-croix-dor.com

parque histórico del castillo de chantore

Abierto entre octubre de 2020 y abril de 2021
Visita (individual y en grupo)
Reserva obligatoria

Apertura de la taquilla:
Cada fin de semana entre mayo y junio de 2021 (de 14h30 a 18h30)
En julio y agosto de 2021, apertura todos los días (de 14h30 a 18h30)
En septiembre de 2021, apertura todos los fines de semana (de 14h30 a 18h30)

Fuera de los horarios de apertura de la taquilla, el parque se visita únicamente bajo reserva.

Tarifas:
Adulto: 7 €
Niños (menores de 15 años): gratuito
Grupo (a partir de 10 personas): 5 €/adulto

www.chateaudechantore.com/le-parc/

  • Agregar a marcador