Resulta complicado visitar con niños una zona con playas y no aprovechar para disfrutar de ellas. Durante nuestro viaje a Normandía, hemos descubierto una región con 620 km de costa repleta de largas playas. Tanto si os gustan las playas salvajes como las concurridas, pasaréis muy buenos momentos en el litoral. Acariciar la arena caliente o las piedras redondas pulidas por el mar, construir castillos de arena o divertirse tirando piedras al agua… ¡Pequeños momentos de felicidad para toda la familia!

Las playas en plena naturaleza

Si huís de la muchedumbre, Normandía también tiene lo que buscáis. Algunas de sus playas son más tranquilas, lo que les confiere un aspecto de espacio protegido. Un paisaje de dunas y de arena hasta donde alcanza la vista es lo que os espera en Lindbergh-Plage, en la provincia de la Manche. Más al sur, podéis también acercaros a las islas Chausey y sus 365 islotes que se descubren cuando la marea está baja. En verano, cuando se van los turistas, podéis disfrutar a solas de las playas. Una maravilla que hay que reservar con tiempo puesto que hay pocas casas rurales disponibles y solo un único hotel.

Las playas ideales para las familias

Hay playas que son ideales para las vacaciones con niños. Durante nuestra ruta, hemos descubierto que existe una denominación llamada “Famille Plus” que permite identificar a las playas que responden a criterios que facilitan las vacaciones en familia. Estos pueblos ofrecen animaciones, actividades y visitas para niños. 

Para los más pequeños, además, tenéis la alternativa de los clubes de playa normandos. Juegos, baño vigilado, estructuras hinchables, animaciones, deporte, concursos de playa, etc… los clubes de playa alegran a los niños y permiten a los padres descansar un rato. 

Enfant et chateau de sable sur la plage de Deauville
Plage de Deauville

Las playas y zonas de baño vigiladas

Datos prácticos de las playas vigiladas de Normandía y las zonas de baño de las bases de ocios que están vigiladas durante la temporada.

Las playas « urbanas »

Después de un día de visita en una de las ciudades normandas con playa, los niños piden acercarse a las playas. Álvaro y Pablo solo pensaban en correr por la arena y bañarse, y la verdad es que a los mayores también nos apetecía hacer una pausa para descansar. La ventaja de las ciudades es que después de un paseo por la playa o de una puesta del sol inolvidable tenéis la posibilidad, entre otras actividades, de ver exposiciones, asistir a un concierto o ir de compras. Disfrutad de estas playas al visitar Granville, Cherbourg, Caen, Deauville-Trouville, Le Havre, Dieppe, Fécamp, etc.

Los pueblos costeros imprescindibles

Granville
Cherbourg
Deauville
Le Havre
Dieppe

© Rh2010 Fotolia.com
Femme sur les planches de Deauville

Las playas románticas

Algunas playas de Normandía tienen la fama de ser glamurosas y chics. Merece la pena acercarse a ellas para disfrutar de su ambiente elegante y relajado. La playa de Cabourg es, por ejemplo, conocida como la Playa de los románticos. De hecho, en ella se celebra cada año el Festival de Cine Romántico. Deauville y su característico paseo marítimo de madera en el que se rodó la película Un hombre y una mujer forman también parte de estas playas con glamour. Así como Honfleur y su encantador puerto viejo que enamoró a numerosos artistas. Sin olvidar, por supuesto, Etretat y sus míticos acantilados, iluminados al atardecer por impresionantes puestas del sol.

Las playas del Desembarco

Las playas del desembarco forman parte de las visitas imprescindibles de Normandía si viajáis en familia. Nosotros teníamos claro que Álvaro y Pablo tenían que ver estos lugares cargados de emociones que permiten entender mejor lo que pasó durante este episodio de la Segunda Guerra Mundial. Además de visitar las playas de Sword Beach, Juno Beach, Gold Beach, Omaha Beach y Utah Beach os recomendamos visitar alguno de los museos relacionados con el Desembarco. Están también muy enfocados a los niños.

Vestigios del puerto artificial en Gold Beach – Playa del Desembarco en Asnelles – Día D © Francis Cormon
Vestiges du port artificiel à Gold Beach - Plage du Débarquement à Asnelles - D-Day
Gold Beach, Plage du Débarquement à Asnelles

Las playas más próximas a París

Dieppe es la playa francesa más próxima de la capital.

Deauville-Trouville y Le Havre están cerca de París en tren! Desde la estación de Paris-Saint-Lazare actualmente no se necesita más de 2 horas para llegar a alguno de estos dos pueblos costeros. En Dieppe, podréis acercaros a la playa en 10 minutos andando desde la estación y podréis disfrutar de su especialidad a base de vieiras, la Marmite Dieppoise. En Le Havre, a 500 metros del centro de la ciudad os espera una playa de 2 km. Además de disfrutar del sol, podréis pasear por los 4 km de senderos acondicionados desde 1994 por el paisajista Alexandre Chemetoff.

© David Parry
Festival du cerf-volant sur la plage de Dieppe
Festival du cerf-volant à Dieppe

La bahía del Monte Saint-Michel y sus arenas movedizas

No se trata de una playa pero si os gustan las grandes superficies de arena, ¡os encantará el Monte Saint-Michel! ¡Listos para una travesía de la bahía en compañía de un guía! En efecto, es extremadamente peligroso aventurarse solos por la bahía. El escenario de las mayores mareas de Europa es, entre otras cosas, famoso por sus arenas movedizas. Un guía, además de orientaros con seguridad, os explicará cómo funciona el fenómeno de las mareas, os dará información sobre su flora y su fauna y os contará la historia del Monte Saint-Michel.

© Emmanuel Berthier
Couple face au Mont-Saint-Michel

¡Los bares de playa a los que hay que ir!

¡Los bares de playa a los que hay que ir!

Las playas más bellas para pasear con tu perro

Las playas más bellas para pasear con tu perro

Nuestra selección de restaurantes frente al mar

Nuestra selección de restaurantes frente al mar