Cuando viajamos Diego y yo, a menudo, los bares son los lugares donde conocemos a la gente local, descubrimos sus costumbres y nos relajamos tras las visitas. En la costa de Normandía, disfrutamos mucho de sus bares playeros para comer, para refrescarnos o incluso para tomar una copa. Si, como nosotros, te gusta relajarte viendo el mar con los pies en la arena, descubre nuestra selección de bares en la playa.

  • Agregar a marcador
1.

Te sorprenderá el Goéland 51

En Réville, el Goéland 51 se instaló en un antiguo blockhaus. No me digas que ya, solo con esto, ¡no se merece una visita! Con unas estupendas vistas al mar y a la isla de Tatihou, este sitio es el lugar ideal para pasar un momento agradable y dejarte sorprender, tal y como muestran sus redes sociales. Como dijo Diego, nada más llegar: «¡Aquí me quedo!» Y aquí comimos. ¡No es de extrañar que el famoso diario inglés The Guardian lo haya clasificado como uno de los 10 mejores bares de playa de Francia!

 

Te aconsejamos: Algunas noches, el Goéland se viste de purpurina y propone conciertos. ¡Una pasada!

2.

¡Viaje al fin del mundo en Le Bout du Monde!

En el pueblo de Sainte-Adresse, entre la playa y el paseo marítimo que te acerca al cabo de la Hève, se encuentra Le Bout du Monde. Un paraíso perdido rodeado de una vegetación salvaje, que ofrece algo para beber y picar durante todo el día. ¡Qué buen sitio! Estábamos emocionados. ¡Qué suerte hemos tenido de descubrir este bar! En este lugar la vida es sencilla, tomas algo escuchando el ir y venir de las olas. ¡No hay que irse muy lejos para encontrar la felicidad!   

 

Te aconsejamos: Al atardecer, en una tumbona o apoyado en la barandilla, disfruta de una puesta del sol made in Normandie. « ¿A qué mola? ».

3.

Cita en La Cale connue

En Blainville-sur-Mer, tienes el cielo, las aves y La Cale, un lugar atípico a pocos metros del mar. En este ambiente con decoración especial, uno se siente a gusto con los pies en el agua a la vez que disfruta de una comida sencilla pero excelente. Si lo dice Diego que es cocinero, ¡imagínate!

Aquí hay fiesta y te lo pasas bien todos los días cuando llega el buen tiempo. Cuando llegamos sonaba “Surfin’USA”, ¡cómo le pega a este sitio! Fuera de temporada, solo abre los fines de semana.

 

Te aconsejamos: A menudo, La Cale ofrece conciertos de músicos locales. ¡Un ambientazo!

4.

En ruta hacia La Fabrique

En el corazón del pueblo costero de Lion-sur-Mer se alza un bar de playa atípico, su nombre, La Fabrique. Otro lugar que no te puedes perder con un decorado de estilo chic-industrial y unas vistas panorámicas al mar. «¿Qué más se puede pedir?» decía Diego. Un lugar ideal para disfrutar de la tarde.

 

Te aconsejamos: Si tienes algo que celebrar procures reservar la sala con vistas al mar.

5.

Le Bar o mètre

En la playa de Dieppe se encuentra un lugar con un nombre curioso: Le Bar o mètre. Con preciosas vistas al mar y un marco acogedor, es el sitio ideal para calentarse con un chocolate caliente o refrescarse con un cóctel. ¡Aquí sí que estás con los pies en el agua!

 

Te aconsejamos: No te pierdas las vistas de los alrededores. Este bar se encuentra cerca de los acantilados y su decorado natural majestuoso.

Ver el mapa

No te pierdas

Nuestra página dedicada al Lifestyle y el Bienestar

La Gastronomía en Normandía