Si, como para nosotros, la gastronomía forma parte de tu viaje, visitar una región marítima te garantiza disfrutar de buenos platos con los pies en el agua. Los restaurantes que te proponemos tienen un encanto especial, se come bien y están pegados al mar o tienen unas vistas marítimas excepcionales. 

  • Agregar a marcador
1.

Lo más cool, frente a una isla

¿Sueñas con comer frente al mar con los pies en el agua y con, además, unas vistas espectaculares sobre la isla Tatihou? No busques más: ¡acércate a Goëland 1951! ¡A nosotros nos encantó! Como dice mi mujer:  «¡Un pequeño paraíso con un gran servicio y platos excelentes!  ¡El Goëland 1951 es una maravilla!».

Lo más cool, frente a una isla
© Le Goeland 1951

Datos prácticos

En 2017, el Goëland 1951 fue mencionado por The Guardian como uno de los diez mejores bares de playa de Francia, ¡nada menos!

2.

Unas vistas inmejorables en Le Nez de Jobourg

En lo alto del acantilado de Jobourg – uno de los más altos de Europa -, ven a degustar las especialidades del Auberge des Grottes: marisco, pescado, cordero y langosta cocinados en la lumbre. ¡Una maravilla para paladares exigentes como los nuestros!

Datos prácticos

En terraza o en sala, disfrutarás de una pausa agradable durante tu día de visita. ¡Y las vistas son simplemente espectaculares!

3.

En Etretat, un restaurante y un bar colgados sobre el acantilado

En el restaurante Dormy House, el espectáculo está tanto en el plato como en el exterior. Es lo primero que pensamos al llegar. Si estás por la zona, tienes que incluir este restaurante en tus visitas del día. El restaurante ofrece unas vistas que dejan sin aliento gracias a su forma circular. ¡Una pasada!

El bar del Dormy House, Le Rayon Vert, domina también los acantilados y el mar. Para acompañar el aperitivo, pedimos carne asada y ensalada. ¡Todo exquisito!

Datos prácticos

Si deseas prolongar tu estancia en Etretat (¡te entendemos!), puedes disfrutar del Hotel le Dormy House.

4.

Ostras de Pirou y otros manjares

Le Restaurant de la mer, en Pirou, te invita a degustar productos frescos y a disfrutar de las espléndidas vistas de su playa. Disfrutamos con las ostras de Pirou, ¡para chuparse los dedos! Proponen también pescados y otras especialidades. ¡Un programa delicioso para los gourmets!

5.

En Dieppe, una estrella frente al mar

En este discreto local, hemos descubierto una cocina elaborada y recompensada con una estrella Michelín, ¡nada menos! En las alturas de Dieppe, con vistas al mar, ¡¿qué más podemos pedir?! Una maravilla de lugar. Carmen y yo disfrutamos mucho de este exquisito momento en Les Voiles d’or. Lo recomendamos siempre que podemos a los amigos que deciden viajar a Normandía.

En Dieppe, una estrella frente al mar
6.

Los restaurantes efímeros del paseo marítimo de Le Havre

Como buen español, siempre me atraen las terrazas, ¡sobre todo si están frente al mar! De primavera a otoño, el paseo marítimo de Le Havre se llena de bares y restaurantes efímeros. Algunos, con vistas directas al mar, son lugares ideales para disfrutar de las increíbles puestas de sol.

Los restaurantes efímeros del paseo marítimo de Le Havre

Datos prácticos

Nosotros, nos gustó particularmente La P'tite Plage. ¡Un sitio relajante donde comimos un marisco espectacular!

7.

Comida en el paseo marítimo de Deauville

No sabíamos si comer o solo tomar algo en el paseo marítimo de Deauville, rodeados de yates… ¡Al final hicimos las dos cosas! Con su decorado de caoba y sus vistas increíbles sobre el puerto de recreo, en La Péniche disfrutamos de un momento relajante que nos vino de maravilla después de estar todo el día de ruta. Y, en el plato, destacaban los productos del mar. ¡Buenísimo todo!

Comida en el paseo marítimo de Deauville
8.

Un decorado original y acogedor

Frente al mar y la playa de Ouistreham, puedes disfrutar de un momento de descanso absoluto en el restaurante de la Villa Andry. Nos llamó la atención el decorado único de cada mesa. Saboreamos una cocina tradicional esencialmente compuesta por productos frescos del mar. ¡Estaba todo de rechupete!

Nos alojamos en Ouistreham y disfrutamos del espacio Lounge/Bar de este mismo restaurante donde aprovechamos para tomar algo frente al mar. Nos sentamos cómodamente y nos recreamos con las vistas degustando unas tapas. ¡Qué buen rato hemos pasado!

Datos prácticos

Puedes alojarte en el hotel del mismo nombre y disfrutar de una habitación con vistas al mar.

9.

La Fábrica… de recuerdos

A 10 minutos de Caen, en la playa de Lion-sur-Mer, La Fabrique te recibe en un ambiente acogedor. Como dice mi mujer Carmen: “Tomar una copa en el bar, tranquilamente instalados frente al mar reconforta a cualquiera antes de seguir la ruta”.

Datos prácticos

Y, si te apetece, pasa al restaurante y prolonga la velada alrededor de una buena mesa o disfruta de los conciertos que celebran habitualmente.

10.

La Maison Bleue y su entorno excepcional

Como decía Carmen: «¡Aunque este restaurante no tiene vistas al mar, es como si las tuviera!» Nos encantó su ambiente marino. Situado en Courseulles-sur- Mer, es excepcional por su orientación sur, entre el río de la Seulles, el mar y los parques de ostricultura y por su proximidad a Juno Beach (playa canadiense del Desembarco). El Faro, el pequeño puente y el molino contribuyen también a la belleza del lugar. ¡Una auténtica postal!

La Maison Bleue y su entorno excepcional

Datos prácticos

En cuanto a la comida, ¡aquí se come comida casera! Aunque destacan los pescados y mariscos, La Maison Bleue también propone carnes. En temporada, también podéis comer mejillones al estilo marinero o normando. ¡Qué más queremos!

Ver el mapa

No te pierdas

Gastronomía y mercados en Normandía

Fiestas de la manzana y de la sidra

Fiestas de la vieira