La Edad Media con caballeros, princesas, dragones, malabaristas y trovadores, sigue fascinando a los niños, y Normandía tiene mucho que ofrecer en este sentido. Nosotros pudimos comprobarlo a través de la mirada de nuestros chicos. Álvaro y Pablo se quedaron literalmente fascinados con el misterio que desprendían los castillos, los vestigios majestuosos, las callejuelas medievales y los bosques legendarios de Normandía. ¡Síguenos y sumérgete en la Edad Media con la mirada de un niño!

  • Agregar a marcador
1.

La abadía del Monte Saint-Michel y sus visitas especiales para familias

Ha llegado el momento más esperado del viaje, visitar el Monte Saint-Michel. Habíamos reservado una visita en familia para descubrir la abadía. Enigmas por descubrir, puertas prohibidas que podrás traspasar… «Es como en un Scape Game, ¿no?» gritaban los niños emocionados. Todo está hecho para cautivar a los padres y a los niños. Además, la visita es gratuita para menores de 18 años.

Tuvimos la suerte de coincidir con una de las grandes mareas del año. Les explicamos a los niños como funcionaba la marea y que en esta bahía las mareas eran muy importantes. ¡Estábamos listos para vivir algo extraordinario! Cuando el coeficiente de mareas supera los 110, el espectáculo de la naturaleza es impresionante. Éramos muchos en el puente pasarela para observar cómo subía el mar. «¿De verdad, mamá que el mar va a la velocidad de un caballo al galope? ¿Es posible?» me preguntó Pablo. «¡Ahora lo veremos!» le contesté. Cuando llegó el momento, todos los niños se divertían corriendo lo más cerca posible de las olas que empezaban a cubrir el puente. ¡El ambiente y el espectáculo eran increíbles!

Datos prácticos

Visita en familia bajo reserva.
La visite es gratuita para los menores de 18 años (en familia excluyendo grupos escolares). Gratuidad también para las personas con movilidad reducida y uno de sus acompañantes.

2.

Descubre los misterios de la abadía de Jumièges

La abadía de Jumièges fue fundada en 654. Está considerada como uno de los vestigios más bellos de Francia y se merece este reconocimiento. Al llegar, llaman la atención sus imponentes torres blancas a orillas de un meandro del Sena. Los niños estaban excitados porque habíamos descargado la aplicación «Jumièges 3D» (se puede pedir una tablet prestada in situ) que permite visualizar el edificio tal y como era antes de su destrucción. ¡Una pasada! Nos encantó la visita. Nos enteramos que organizaban una fiesta medieval en los días siguientes, pero ya no estábamos por la zona. ¡Una pena! Proponen, además, otros eventos divertidos como La Noche del murciélago, ¡un escape game en familia!

3.

¡A la conquista de Château-Gaillard!

¡Llegó el momento en el que los niños descubrieron su alma de caballero! La majestuosa fortaleza del rey Ricardo Corazón de León invita a la imaginación. «Vaya nombre más bonito para un rey, ¿no?» decía Álvaro. El castillo en ruina domina uno de los meandros más bellos del río Sena. Coincidimos con una de las fiestas medievales que organizan en verano. Los peques saltaban de alegría al descubrir las animaciones y los puestos instalados. Les compramos unas espadas de madera que les permitieron meterse en sus personajes imaginarios. «¡Caballero Álvaro de la Torre le reto en duelo!» decía Pablo levantando su espada al cielo. ¡Qué gusto verlos disfrutar tanto, lejos de las pantallas! Al salir, nos tomamos un helado para despedirnos de este viaje en el tiempo.

¡A la conquista de Château-Gaillard!
© Patrick Forget sagaphoto.com
4.

¡Sumérgete en el Castillo de Crèvecoeur!

Este castillo medieval rodeado de agua es un ejemplo único de pequeño señorío milagrosamente conservado. Es muy interesante tanto para pequeños como para mayores. Nuestros hijos se interesaron mucho por el vídeo de las técnicas de construcción de los diferentes siglos, ilustradas con ejemplos de los edificios alrededor de los jardines. Era interesante ver de cerca los diferentes estilos de edificios que estábamos viendo a lo largo del paisaje, la mayoría de los cuales todavía están en uso. Además, tuvimos la gran suerte de coincidir con el evento Les Médiévales de Crèvecoeur. ¡Los niños ya no sabían donde mirar! Gente vestida con trajes de época, animaciones, puestos de comida medieval y talleres con artesanos en un entorno mágico. Lo que más impresionó a los niños fueron los torneos. «¡Ala! ¡Qué rápido van los caballos! ¡Yo voy con el azul!» decía Álvaro. «¡Yo con el amarillo!» contestaba Pablo. ¡Qué emocionante!

5.

El Tapiz de Bayeux: ¡un « cómic » de 70 metros de largo!

Nos quisimos acercar a Bayeux antes de que esta obra maestra de la Edad Media se preste a los ingleses ¡Aún queda tiempo! (Está previsto para el 2022). Este tapiz fue bordado en el siglo XI. Se desarrolla en una pieza de 70 m de largo y 50 cm de alto. «Solo le falta los bocadillos para ser un cómic, ¿no?» comento Álvaro. ¡qué razón tenía! El Tapiz de Bayeux narra la conquista de Inglaterra en 1066 por el duque de Normandía, Guillermo el Conquistador. Otra de las cosas que les llamaba la atención: «¿Por qué son todos hombres? ¿No había mujeres ni niños?»  Cierto. La historia cuenta que el tapiz pone en escena a unos 600 personajes, pero que solo aparecen en él tres mujeres y tres niños. Gracias a un audioguía, lo aprendimos todo sobre esta obra de arte considerada por la Unesco como Patrimonio Memoria del mundo. A los niños, les encantó esta visita.

El Tapiz de Bayeux: ¡un « cómic » de 70 metros de largo!
© Eric Benard
6.

El Castillo de Falaise en 3D

Estamos en el corazón de la Suiza normanda. Si la tentación de acercarse a esta zona para realizar una ruta a pie o en BTT o hacer escalada es grande, no lo es menos seguir la epopeya de Guillermo el Conquistador. Con 3 torres del homenaje, 1 muralla, 15 torres, todo ello sobre un espigón rocoso, el castillo en el que nació Guillermo el Conquistador, futuro rey de Inglaterra, ¡es impresionante! Pablo y Álvaro se quedaron impresionados con los interiores reales que revivían gracias a un dispositivo digital disponible para el visitante. ¡Un auténtico viaje en el tiempo!

El Castillo de Falaise en 3D
© Stéphane Maurice
7.

El pueblo medieval de Domfront y el roble del Rey Arturo

Cité médiévale de Domfront

Llama la atención como Domfront ha sabido preservar su carácter medieval a lo largo de los siglos. Sus callejuelas y sus casas con entramados de madera te sumergen en un ambiente medieval. En lo alto de un espigón de grés, se alzan los vestigios de la imponente torre del homenaje. ¡Ahí fuimos! Nos esperaba un juego de enigmas medievales emocionante: ¡Libera a Guillermo! Fue muy divertido para toda la familia. La pena es no haber coincidido con la fiesta medieval “Les Médiévales de Domfront”. Dicen que es muy bonito.

A unos quince minutos de ahí, descubrimos el bosque Des Andaines que inspiró a los trovadores del siglo XII una de las más bellas leyendas: Lanzarote del Lago y los caballeros de la Mesa Redonda. Exploramos el itinerario Balade du Roi Arthur. ¡Era como seguir los pasos de una súper estrella para los niños! ¡Qué divertido verles tan emocionados!

Ver el mapa

Las grandes fiestas medievales

Las grandes fiestas medievales

Cuentos y leyendas medievales en Normandía

Cuentos y leyendas medievales en Normandía

No te pierdas

La Normandía Medieval

Ideas para disfrutar de unas vacaciones en familia