Al viajar por Normandía, pequeños y mayores disfrutamos del misterio y la magia que nutren los cuentos y las leyendas de Normandía. ¡Pablo y Álvaro se quedaban boquiabiertos al escuchar estos relatos y los adultos regresábamos a nuestra infancia! Unas historias que se transmiten a través de los siglos gracias a la tradición oral. Relatos que provienen del imaginario de los celtas, del paganismo de los Vikingos y de la fe de los cristianos. A nuestra manera, os transmitimos también estos cuentos y leyendas.

1- Las ocas del castillo de Pirou

Le château de Pirou
Le château de Pirou © Guy Lebret

Cuenta la leyenda que después de un siglo de asedio interminable del castillo de Pirou, los normandos entraron en esta fortaleza, pero no encontraron a nadie. Solo quedaba por ahí un anciano postrado. Le preguntaron que dónde estaban el Señor de Pirou y su guarnición. El señor mayor les explicó que con la ayuda de un libro de hechizo, el señor y su tropa se habían transformado en ocas salvajes para escapar de los asaltantes. Furiosos, los normandos quemaron el castillo y con él el libro de magia. Sin él, el Señor de Pirou y sus hombres nunca podrían recuperar su apariencia inicial. Desde entonces, cada año, las ocas salvajes regresan al castillo con la esperanza de encontrar la fórmula perdida y se vuelven a marchar, apenadas, cuando llega el otoño. «¡Qué triste!», comentó Álvaro.

Le château de Pirou
3 Le Château
50770 Pirou
château-pirou.org

2- La fundación de la torre de Bonvouloir en Juvigny-sous-Andaine

En Juvigny nos contaron esta historia: Hugues, señor de Tessé, había abandonado sin escrúpulos a su caballo por el bosque de Andaine, porque era viejo y estaba lesionado. Tal fue su sorpresa cuando, unos días más tarde, vio regresar su corcel fresco y lleno de vigor que, intrigado, subió a su montura y esta le llevó directamente al manantial de Bagnoles. Ahí, el viejo señor se bañó y también él  recobró fuerza y juventud. Recuperado, se casó con la Dama de Bonvouloir con la que tuvo muchos hijos. Agradecido, erigió en el siglo XV una torre con una forma… especial.  Esta fue la historia preferida de mi hijo, Pablo: «Qué suerte tuvo este señor, ¿no?».

La Tour de Bonvouloir
61140 Juvigny-Val-d’Andaine
bagnolesdelorne.com

3- Étretat y su habitación de las señoritas

Durante nuestra etapa en Étretat descubrimos esta leyenda: érase una vez una época en la que vivían tres jóvenes hermanas muy guapas. El señor de Fréfossé las hizo raptar para encerrarlas en una cueva, en el acantilado. Cuando las tres jovenzuelas le rechazaron, este las amuralló. Durante tres días, las infelices se quedaron así y los pescadores oyeron sus cantos lastimeros que fueron apagándose poco a poco. Pero un día, una vieja señora que rezaba vio alejarse tres formas de ángeles que volaban libremente. ¡Triste y emocionante leyenda!

Etretat et sa chambre des Demoiselles
Chemin des douaniers
76790 Etretat
etretat.net

4- El retiro normando del rey Arturo

Habría sido en la Fosse Arthour donde el rey Arturo y la reina Ginebra habrían acabado sus vidas. El genio de la Sonce, río que fluye en una garganta, los habría separado y depositado a cada uno en un lado del agua. El rey solo habría tenido el derecho a unirse con su esposa después de la puesta del sol. Sin embargo, un día, se atrevió a descender por el acantilado y atravesar el vado antes de que anocheciera. Desgraciadamente, se precipitó en el abismo, por lo que no llegó a alcanzar la otra orilla. Desesperada, la reina se suicidó inmediatamente tirándose garganta abajo. Se dice que los esposos siguen ahí, en unas cuevas inaccesibles que llaman la Habitación del Rey y la Habitación de la Reina. Esta historia se la conté a los niños recorriendo el bosque, ¡compartimos un momento muy bonito!

La fosse Arthour
Saint Georges de Rouelley
61700 Domfront en Poiraie
ornetourisme.com

Redactado por Philippe Deneufve

La Normandía medieval en familia

La Normandía medieval en familia

Las grandes fiestas medievales

Las grandes fiestas medievales

  • Agregar a marcador