La Segunda Guerra mundial y concretamente el Desembarco siempre me han interesado, así que llevaba mucho tiempo queriendo visitar Normandía. El verano pasado, mi mujer Carmen y yo hicimos las maletas y pusimos rumbo hacia el norte de Francia para descubrir las playas protagonistas de este acontecimiento histórico. Si a ti también te gusta viajar por la historia, sigue nuestra ruta por tierras normandas. 

1.

1er DÍA

Nuestro itinerario empezó en Caen, con la visita del Memorial de Caen, un museo por la paz. Un lugar muy interesante para comenzar tu viaje puesto que te ofrece un repaso de la operación Overlord antes de acercarte a los lugares emblemáticos del Día D. Como me comentó Carmen al salir del museo: «¡Tengo la sensación de que este viaje va a ser muy especial!».

La siguiente etapa fue Ranville, para ver el Memorial dedicado a Pegaso. Había leído mucho acerca de esta etapa crucial de la historia y el museo construido para recordarla no me decepcionó. Relata perfectamente la llegada a suelo normando de los primeros libertadores de la sexta división aerotransportada británica en la noche del 5 al 6 de junio de 1944. ¡El día seguía siendo muy emocionante!

Al irse acabando el día decidimos dirigirnos hacia Courseulles-sur-Mer, donde pasamos la noche.

1er DÍA
© Gregory Cassiau - Les Escapades
2.

2° DÍA

Nos levantamos animados y con muchas ganas de seguir con lo que nos parecía más una aventura que un simple viaje de verano. Ya en Courseulles-sur-Mer, nos sumergimos de nuevo en la historia al visitar el Centro de Juno Beach. Un lugar emocionante que rinde homenaje a los 45.000 canadienses que perdieron su vida durante la Segunda Guerra Mundial.

Arromanches-sur-Mer fue nuestra etapa siguiente. Visitamos el Museo del Desembarco en el que descubrimos cómo se construyó el puerto artificial Mulberry B. La siguiente visita fue Arromanches 360°, donde pudimos ver la película que rememora la historia de la Batalla de Normandía, desde la preparación del Desembarco hasta la llamada de París. Un repaso increíble de las grandes etapas. Me vino a la mente el increíble documental de los años 70, El mundo en guerra.

Después de un día cargado de historia y emociones, nos alojamos en Bayeux.

2° DÍA
©sabina lorkin anibas photography
3.

3er DÍA

El día se levantó precioso y estábamos listos para seguir nuestra ruta. En Bayeux, además de hacer la visita imprescindible del famoso Tapiz, visitamos el cementerio militar británico que rinde homenaje a los 1809 soldados de la Commonwealth caídos durante la batalla de Normandía y cuyos cuerpos nunca fueron encontrados. Cada etapa de nuestro viaje nos acerca al sacrificio de los soldados de la época. Difícil no emocionarse frente a tantos muertos.

Seguimos hacia Colleville-sur-Mer para visitar el cementerio militar estadounidense y después nos acercamos a la Punta du Hoc, entre Omaha Beach y Utah Beach. Una visita imprescindible. Punto estratégico del Muro del Atlántico, la punta del Hoc fue asaltada en la mañana del 6 de junio, el conocido Día D, por el Coronel Rudder Rangers. Todavía son visibles a día de hoy las huellas de aquella batalla. Conforme pasan las horas, ¡más me acuerdo de la película Salvar al soldado Ryan!

Por la tarde, nos dirigimos hacia Grandcamp-Maisy para pasar la noche.

3er DÍA
Cementerio americano de Colleville-sur-Mer, Omaha Beach - Día D © Thierry Houyel
4.

4° DÍA

En Grandcamp-Maisy, nos fuimos al cementerio de La Cambe que reúne los cuerpos de 21.222 soldados alemanes. Cada una de las lápidas, de una extrema sencillez, lleva el nombre de dos soldados. Una visita conmovedora frente al mar. Carmen estaba muy impresionada: « ¡Hasta dónde llega el desvarío humano!».

Otra etapa imprescindible, Utah Beach y su Museo del Desembarco. Construido en el lugar exacto en el que desembarcaron las tropas estadounidenses, cuenta en 10 secuencias todo lo que sucedió aquel día. Resultó ser una visita impactante para nosotros. ¡Parecíamos entrar de lleno en acción!

Continuamos hacia Sainte-Mère-Eglise. Además de su famosa iglesia, visitamos el Museo Airborne. Creo que fue una de las visitas más emocionantes por el relato de las vivencias en primera persona de los héroes de las tropas paracaidistas americanas.

 

Esta ruta de cuatro días fue un libro abierto de historia, un viaje emocionante que da mucho que pensar y que, como me dijo Carmen, «debería ser un viaje obligatorio para todos los jóvenes, para que nadie se olvide…».

 

4° DÍA
Utha Beach © Séverine Frères

Ver el mapa

No te pierdas

Propuestas de itinerarios

Itinerarios temáticos