Viajar por Normandía supone descubrir su variada gastronomía. Sus quesos, el Calvados y su sidra son perfectos para compaginar con otros productos o platos típicos. Descubre con nosotros las rutas gastronómicas de esta región, recorridos especiales para paladares exquisitos y curiosos, rodeados, además, de preciosos paisajes.

La ruta de los quesos

La gastronomía normanda incluye, entre otras muchas especialidades, cuatro quesos con denominación de origen (DOC), el Camembert, el Livarot, el Neufchatel y el Pont-l’Evêque. ¡Soy muy quesero así que esta ruta fue mi favorita! Para descubrir los quesos normandos, empezamos por el pueblo de Camembert, ¡en el que nació el queso más famoso de Francia! Me encantó su historia. La leyenda dice que fue una campesina del pueblo de Camembert, Marie Harel, quien inventó el famoso queso en 1791 gracias a los consejos de un monje originario de Brie. Por la Ruta del Camembert no sólo pudimos visitar muchos lugares relacionados con la producción del famoso queso, sino también saborear y disfrutar del bonito paisaje.

Otro queso que nos encontramos por el camino y en las mesas de los restaurantes normandos es el Neufchatel, el más antiguo de los quesos normandos (siglo XI) que es reconocible por su inconfundible forma de corazón. Le hacía gracia a Carmen: «¡Cómo sabían ya de marketing los normandos!» Conduciendo por la Ruta del queso Neufchatel, en el corazón del Pays de Bray, descubrimos y apreciamos el sabor único de este queso. ¡Una ruta a mi medida!

Más información

La ruta de la sidra

En este magnífico decorado que parece sacado de una postal, disfrutamos de la Ruta de la sidra, un itinerario de 40 km que nos acercó a pueblos como Beuvron-en-Auge, Bonneboscq o Beaufour-Druval. También descubrimos castillos, casas solariegas, palomares y campos de manzanos. ¡Qué bonita tierra! Le llamaba la atención a Carmen: «¡Cómo cuidan su patrimonio!» Una maravilla. Situada en el corazón de la zona geográfica que corresponde a la Denominación de Origen Controlada (DOC) de las Sidras del País de Auge, la Ruta de la Sidra reúne a una veintena de productores identificados con la señal «Cru de Cambremer». Estos productores se comprometen a recibir a los visitantes para ofrecerles una visita a su bodega, con degustación incluida, y transmitirles parte de sus conocimientos. Localizamos las señales en las que está escrito «Cru de Cambremer» y ¡entramos sin dudarlo! El acceso a este circuito turístico señalizado se realiza desde distintos cruces con grandes carreteras, las nacionales 13 y 175. Son muy fáciles de encontrar.

Los manzanos y perales en flor … ¡No hay nada más poético! Los 75 km que van desde la región de Domfront a la de Mortain, pasando por el Passais son una celebración de la naturaleza. Esta zona, única productora en Francia de la variedad Perry, se convierte en un gran bosque de flores blancas en el mes de mayo. La zona es una deliciosa mezcla de pueblos con sus mercados locales y granjas, en los que se puede comprar fácilmente sidra, Poiré o zumos. Rodeado de manzanos, descubrimos la sidra con su intenso color ámbar amarillo, su espuma fina y persistente y sus aromas que la hacen perfecta para acompañar los platos con pollo, las manzanas con azúcar y, por supuesto, con el queso. También probamos la sidra de pera, producida sólo en Normandía. ¡Qué buena! Ni sabíamos que existía. Compramos unas cuantas botellas para llevarnos. «Esto, ¡le va a encantar a Pepe!» comentó Carmen. Un regalo ideal que sorprendería a todos nuestros familiares.

Más información

La Ruta de las peras para sidra

A partir de las manzanas también se elabora el Calvados, el famoso aguardiente que cuenta con dos denominaciones «Calvados controlados” y «Calvados du Pays d’Auge». Sometido a una doble destilación en alambiques, el Calvados es la base de la tradición del “Trou Normand”, que consiste en beber una copa de Calvados en medio de una comida importante para ayudar a la digestión y despertar el apetito. ¡Cómo sabían estos normandos! Hoy en día, a menudo se sustituye por un sorbete de manzana con Calvados o Pommeau, el ”primo» del Calvados, que está hecho de 1/3 de Calvados y de 2/3 de zumo de manzana. Se toma frío y con hielo como aperitivo. Lo probamos en varios sitios y es delicioso. ¡Es cómo tomarse un chupito helado después de una comida! Me encantó.

La ruta de la fruta

La Ruta de la fruta es un viaje a través de los colores y los sabores de las frutas cultivadas en el corazón del parque regional de los meandros del río Sena. ¡Una preciosa postal! El paisaje que se puede ver siguiendo los recodos del Sena, alrededor de la pequeña península de Jumièges, es el resultado del trabajo realizado entre la naturaleza y el hombre, que ha sido capaz de sacar provecho de la singularidad del territorio. Lo comentábamos con Carmen, ¡qué colores! ¡En primavera tiene que ser precioso! Manzanas, por supuesto, pero también peras, ciruelas y cerezas, aprovechando siglos de un microclima propicio para el crecimiento y maduración. Aquí las huertas prosperan en perfecto orden, entre los meses de abril y mayo, cuando el paisaje se transforma en pinturas impresionistas reales con tonos blancos y rosas. ¡un poema a cielo abierto!

Más información

Despierta tu paladar al gusto de Claude monet

Despierta tu paladar al gusto de Claude monet

Los mercados más típicos de Normandía

Los mercados más típicos de Normandía