Cuando visitamos Normandía mi mujer y yo tuvimos la sensación de que la gastronomía se refleja en sus paisajes. ¡Seguro que vosotros tenéis la misma impresión cuando paseéis por allí! Uno de los productos más famosos de esta región francesa es la sidra, así que merece la pena recorrer la ruta de la sidra con sus suaves paisajes repletos de manzanos. A través de sus pintorescas carreteras, descubrimos bonitos pueblos como Beuvron-en-Auge, Cambremer o Beaufour-Druval.

  • Agregar a marcador
1.

1er DÍA

Nuestra primera etapa fue Lisieux, una de las ciudades más antiguas de Normandía, conocida, entre otras cosas, por Santa Teresita, San Luis y Zélie Martin. Pudimos pasear por sus bonitas calles bordeadas de casas de entramados de madera, como la del Museo de Arte e Historia, y visitar la impresionante catedral de Saint-Pierre.

A pocos minutos del centro de Lisieux, nos encontramos una auténtica sorpresa. El castillo-museo de Saint-Germain-de-Livet, una espléndida mansión con entramado de madera del siglo XV, y un edificio de piedra y ladrillo del siglo XVI. ¡Qué maravilla! Nos encantó pasear por sus jardines acompañados de hermosos pavos reales. No podéis perderos la visita guiada del interior.

Nos alojamos en Lisieux.

1er DÍA
Saint-Germain-de-Livet © Pierre Jeanson
2.

2° DÍA

El segundo día lo dedicamos a visitar a algunos de los productores con denominación Cru de Cambremer. Son una veintena, así que hay donde escoger. ¡Qué gran día! ¡Nos encanta la sidra! Sola hay una palabra para describir la acogida de estos productores: “hospitalidad”. De la mano de un amable señor apasionado de sus tierras, descubrimos la elaboración de su sidra y disfrutamos de una estupenda degustación. Accedimos a este circuito turístico siguiendo los letreros que indicaban Cru de Cambremer, y ¡entramos sin dudarlo!
Pasamos la noche en Beuvron-en-Auge.

2° DÍA
Centro de Beuvron-en-Auge © Thierry Houyel
3.

3er DÍA

No lejos de Cabourg, Beuvron-en-Auge es un pueblo típico normando con casas de entramados de madera de los siglos XVII y XVIII. Disfrutamos mucho paseando por sus calles en las que se esconden talleres de artistas y preciosas tiendas de anticuarios. «¡De aquí no nos vamos hasta que abran los anticuarios!», dijo Carmen emocionada. Fue una mañana muy agradable. ¡No hay mejor sitio para saborear unas vacaciones románticas y gastronómicas con tu pareja!

A menos de 10 km de Beuvron-en-Auge, paramos en Crèvecoeur-en-Auge para visitar el castillo de Crèvecoeur, de origen medieval y perfectamente conservado, lo que nos permitió viajar a través de 10 siglos de historia. ¡Una auténtica joya!

Seguimos durmiendo en nuestro hotelito de Beuvron-sur-Auge.

3er DÍA
chateau-de-crevecoeur
4.

4° DÍA

La última etapa fue el pueblo de Cambremer, a 35 km al este de Caen. Este precioso lugar es uno de los puntos de salida de la ruta de la sidra. ¡Otra vez! Sus calles con casitas de ladrillo del siglo XIX y sus pequeñas tiendas rodean la iglesia de Saint-Denis. Aprovechamos y nos acercamos a los jardines del País de Auge, un jardín de 3 hectáreas salpicado de pequeños edificios pintorescos con entramado de madera, jardines acuáticos, rosas … ¡Un lugar maravilloso, ideal para acabar nuestra ruta!

4° DÍA
© Vudoiseau

Ver el mapa

La ruta de la sidra en Normandía

La ruta de la sidra en Normandía

La ruta de los quesos con denominación AOP

La ruta de los quesos con denominación AOP

No te pierdas

Propuestas de itinerarios

Itinerarios temáticos

Gastronomía y mercados en Normandía