La serie Lupin, de Netflix, es la primera serie francesa de la plataforma de streaming que alcanza el Top 10 en Estados Unidos y en Inglaterra, con Etretat, una de las postales normandas, como telón de fondo al final de la primera parte. ¿Pero quién fue exactamente el famoso caballero ladrón? ¿Quién lo creó y por qué varias de sus aventuras se ambientaron en Normandía?

La Historia que está detrás de la serie

Has visto la serie de Netflix y ahora estás intrigado. ¿Quién fue Maurice Leblanc, el autor de las historias en las que se basa Lupin, a las que se hace referencia a lo largo de todos los capítulos?

¿Quién era Maurice Leblanc?

Maurice Leblanc nació en Rouen en 1864. Fascinado por las leyendas de brujas, celtas, romanos y vikingos de estas tierras, Leblanc desarrollaría un profundo conocimiento y amor por la zona de Rouen, conocida como Pays de Caux. Después de trabajar en una fábrica en Rouen durante el día, escribiendo solo en su tiempo libre, Leblanc finalmente dejó su ciudad natal para estudiar en París, donde luego comenzó a trabajar como periodista para varias publicaciones, incluida Le Figaro. El destino golpeó entonces, cuando el editor Pierre Lafitte lanzó la revista Je sais tout  y encargó a Leblanc que escribiera una serie de nuevas historias de crímenes en las que el héroe sería una especie de anti-Sherlock Holmes francés. 

¿Quién era el Lupin original?

Al igual que Lupin en la serie de televisión, el Arsène Lupin de los libros era un ladrón, un maestro del disfraz, un bribón pero nunca un asesino, un seductor con las damas y un corrector de errores que roba a los ricos, un Robin Hood francés como quien dice. Se convierte en multitud de personajes en los libros, cambiando constantemente su apariencia y su nombre; algunos ejemplos incluyen al príncipe Paul Sernine, Raoul d’Andrésy, Horace Velmont y Don Luis Perenna. En la serie, esto se repite con los papeles de Assane, Paul Sernine, Luis Perenna y Salvatore813, así como en la elección del nombre de su hijo, Raoul. Sin embargo, el superhombre Lupin, tanto en los libros como en la pantalla, siempre logra triunfar de alguna manera sobre sus enemigos, incluso cuando todo parece perdido, saltándose las reglas, burlando a la policía y creyendo en uno mismo.

Normandía en la serie Lupin

¿Veremos más de Normandía en la segunda parte de Lupin? Aunque la primera parte se desarrollara principalmente en París, vimos Etretat hacia el final del episodio 5. Basado en los paralelismos trazados entre el primer libro de Leblanc, Las extraordinarias aventuras de Arsène Lupin y Lupin, parte 1, y la cantidad de veces que Normandía apareció en los distintos libros, hay muchas razones para esperar que la región desempeñe un papel más importante en la parte 2. A continuación, reunimos una lista de algunos de los libros más populares de Leblanc que hacen referencia a su región de nacimiento.

Lugares de Normandía que aparecen en los libros

Naturalmente, los entrañables recuerdos de la infancia normanda de Leblanc servirían de escenario a su protagonista, en varias de las aventuras de Lupin teniendo lugar en lo que Leblanc denominó el ‘triángulo de Cauchois’, el área entre las ciudades de Rouen, Le Havre y Dieppe. Leblanc, también a menudo, se aventura más allá de la realidad, creando una Normandía alternativa para sus lectores:

Arsène Lupin, Caballero ladrón (1907): El castillo de Malaquis se menciona en el segundo capítulo, Arsène Lupin en prisión, y estaba ubicado junto al río Sena. También se mencionan Rouen y Caudebec-en-Caux. El cuarto capítulo, El viajero misterioso, está ambientado en un tren a Rouen. El noveno capítulo, Sherlock Holmes llega demasiado tarde, que está ambientado en el Pays de Caux, se refiere al tren París-Le Havre y presenta el Castillo de Thibermesnil, un castillo real del siglo XVI cerca de Dieppe.

La aguja hueca (1909): El libro comienza cerca de Dieppe, en los acantilados entre los pueblos de Sainte-Marguerite y Varengeville. La «aguja hueca» que da nombre al libro es una formación rocosa natural frente a la costa de Etretat, que la describió como el refugio de los tesoros secretos de los reyes de Francia. El libro termina en una granja real, Neuvillette, situada entre Dieppe y Le Tréport. El castillo de Malaquis aparece nuevamente en este libro. este castillo está fuertemente inspirado en los castillos de Tancarville (cerca de Le Havre), Valmont (cerca de Fécamp) y Dieppe, y se encuentra junto al río Sena entre Jumièges y Caudebec-en-Caux. Los nombres de lugares y personas a lo largo del libro se han tomado de pueblos reales en esta parte de Normandía.

Puesta del sol en Etretat

813 (1910): Los hermanos Doudeville que aparecen en este libro nombran un pueblo del País de Caux. El imaginario Castillo de Quevillon también se sitúa en el triángulo de Cauchois, junto al río Sena.

La condesa de Cagliostro (1924): Este libro comienza en la Costa de Albâtre en el ficticio Castillo de la Haie d’Etigne en el pueblo de Bénouville, al este de Etretat. Se cree que el castillo está inspirado en el verdadero castillo de Tancarville cerca de Le Havre. Otro lugar famoso que aparece en esta historia es la Abadía de Jumièges, junto al río Sena.

Pareja de moteros delante de las ruinas de la abadía de Jumièges

Le Barre-y-va (1931): En este libro, Lupin está convocado en la casa solariega de la Barre-y-va en Radicatel (cerca de Le Havre) para resolver un asesinato y descubrir el antiguo secreto de un río local. Aunque Radicatel es un lugar real en el País de Caux, se cree que la casa solariega está compuesta y lleva el nombre de la marea local, conocida como la barre en el dialecto Cauchois.

Sobre los pasos de Arsène Lupin

Si bien el festival Arsène Lupin que aparece en el episodio 5 de Lupin puede ser un poco exagerado, no hay duda de que Etretat es un lugar de peregrinación para los fanáticos de Lupin. Cualquiera que haya leído la tercera novela de Leblanc, La Aguja hueca reconocerá las impresionantes formaciones de acantilados de Etretat, incluida la famosa aguja hueca, que escondía ‘el tesoro más fabuloso jamás imaginado, una colección de dotes de reinas, perlas, rubíes, zafiros y diamantes … .La fortuna de los reyes de Francia, accesible sólo por un pasaje secreto. 

Los fans pueden visitar Le Clos Arsène Lupin, la antigua casa de Leblanc en Etretat, convertida en un museo dedicado al caballero ladrón, donde pueden seguir una audioguía por la impresionante villa y descubrir secretos sobre Leblanc y Lupin en el camino. Cualquiera que desee pasar una noche en Etretat también puede reservar una estancia sobre la temática de Lupin en el Domaine Saint-Clair Le Donjon, que incluye dos cócteles, una cena, el alojamiento con desayuno y un escape game de 45 minutos inspirado en los misterios de Maurice Leblanc.

Le Clos Arsène Lupin

Las visitas imprescindibles relacionadas con Maurice Leblanc

  • Agregar a marcador