¡Vaya experiencia más emocionante! Hemos realizado uno de nuestros sueños, saltar en paracaídas sobre las playas del Desembarco. Lanzarte con paracaídas sobre un sitio histórico o sobre una de las bahías más bellas del mundo… ¡una sensación inolvidable! Desde la Costa de Albâtre hasta la bahía del Monte Saint-Michel, descubre los mejores lugares para saltar en paracaídas en el incomparable paisaje de Normandía.

  • Agregar a marcador
1.

Un salto en paracaídas en Le Havre

Una de las empresas más antiguas de paracaidismo de saltos tándem, Las Abeilles Parachutisme, te propone vivir sensaciones fuertes en el cielo. Yo estaba muy emocionada, con una mezcla de miedo y de entusiasmo. En Le Havre, después de las instrucciones de unos minutos sobre el desarrollo del salto, nos equiparon con un arnés, un traje y unas gafas especiales para saltar. Cuando nos subimos al avión, me quedé sin voz mientras que Diego no paraba de hacer preguntas. ¡Por lo visto expresamos el estrés de distinta manera! Nos acercamos a las nubes, a más de 3300 metros de altitud, y sobrevolamos los lugares más emblemáticos de la región: los acantilados de Etretat, la bahía del Sena, las playas de Deauville-Trouville. ¡Unas vistas increíbles! ¡Qué lugar más bonito! Un instante después, estábamos listos para dar el gran salto. Diego me cogió de la mano y me dijo con una sonrisa: «¡Nos vemos abajo, cariño!» Bajamos en caída libre sobre un entorno majestuoso. ¡Qué sensación de libertad! ¿Será esto lo que siente un pájaro? Era tan hermoso que, cuando me quise dar cuenta, el monitor había activado el paracaídas y ya estábamos aterrizando en un prado verde. Algunos minutos de adrenalina, pero un recuerdo inolvidable de Normandía. Las Abeilles Parachutisme se encargó de todo… ¡Solo tuvimos que disfrutar de las vistas y de las sensaciones!

 

Datos prácticos

Abeilles Parachutisme
50 rue Haute
14 603 Honfleur


2.

Un salto en paracaídas por encima de la bahía del Monte Saint-Michel

«¿Qué te parecería sobrevolar un lugar excepcional mientras escuchas el canto de los pájaros?», me dijo Diego aquella mañana. Nos subimos al coche y nos acercamos a Granville para vivir una experiencia emocionante, sobrevolar la bahía del Monte Saint-Michel. Después de haberte explicado las normas de seguridad que tendrás que seguir durante la caída libre, despegas desde el aeródromo de Granville. Subes progresivamente durante 30 minutos hasta alcanzar entre 3000 y 4000 metros de altitud. ¡El paisaje es espectacular! Sobrevuelas la bahía del Monte Saint-Michel, de Granville y de las islas Chausey. ¡Solo por eso ya merecía la pena subirse al avión! En ese momento, se abre la puerta del avión y te toca saltar. Pensaba que se me iba a parar el corazón, pero ver a Diego tan animado me dio mucha confianza. Saltamos. Mientras el viento penetra en nuestros trajes y nos hace planear a 200 km/h. durante unos instantes, el paisaje del Monte Saint-Michel desfila delante de nosotros. Acompañada por un monitor experto que gestiona la bajada, solo tienes que disfrutar de las vistas. El aterrizaje se hace suavemente a pocos metros de la playa. Sencillamente. ¡Acabamos de vivir algo indescriptible!

Datos prácticos

Abalone parachutisme
40 route de l'Aérodrome
50290 Bréville-sur-Mer

Ver el mapa

Coasteering en la península del Cotentin

Coasteering en la península del Cotentin

Hacer puenting desde el viaducto de la Souleuvre

Hacer puenting desde el viaducto de la Souleuvre


No te pierdas

Turismo activo en Normandía

¿Dónde prácticas deportes de aventura en Normandía? 

Las actividades deportivas en Normandía