5 actividades con niños en Normandía

Si, como yo, siempre estás buscando actividades para disfrutar con tus hijos en tus días de vacaciones, aquí te dejo mis consejos. Si los sigues, podrás combinar tus visitas por Normandía con actividades ideales para los peques, como jugar por las playas de arena fina o de cantos rodados, visitar el parque zoológico de Cerza, la Cité de la Mer o dar un paseo en alta mar en un barco antiguo… Todos son buenos planes, ¿verdad?  

  • Agregar a marcador
1.

El Jardin pieds nus

En un entorno tranquilo, en el corazón del valle de la Vire, el “Jardín Pies Descalzos” fue un auténtico descubrimiento para pequeños y mayores. “¿Nos quitamos los zapatos?”, se sorprendieron los niños. Al ver mi sonrisa, se emocionaron. Hacer descalzos, este recorrido, nos acercó a nuevas sensaciones. Pisar la arena caliente, observar a las ranas sobre los nenúfares, deleitarse con el perfume de las plantas olorosas… Hace cosquillas, relaja, huele bien… ¡El Jardin Pieds Nus nos encantó! Una actividad que te recomiendo al 100%.

Ya puestos…

Estáis en el corazón de la Suiza normanda. Podéis disfrutar de un picnic debajo del viaducto de la Souleuvre. …  ¡y observar a curiosos pájaros…! Es un lugar conocido por la práctica del puenting.

2.

Un escape game en tamaño real en Rouen

Seguro que tus hijos han ido a algún cumpleaños de escape game, pero quizá te pase como a mí y nunca has participado en uno. Estando en Rouen,  tuvimos la oportunidad de probar uno, todos juntos, el Donjon de Rouen, y ¡nos encantó! Fue muy entretenido. ¿La meta?  Conseguir escaparse de la Torre del Homenaje (llamada Torre Juana de Arco) en menos de 60 min. En equipos de entre 3 y 6 personas, tienes que resolver una serie de enigmas, siguiendo las pistas que te dé el coordinador de juego. El escape game de Rouen tiene la peculiaridad de desarrollarse en un decorado muy especial… La Torre del Homenaje es el único vestigio aún visible del castillo construido por Felipe Augusto, el escenario del juicio de Juana de Arco. ¡Impresionante!

 

Ya que estamos…

Aprovecha estas vacaciones en familia en Rouen para  visitar el Panorama XXL: frescos en 360° de  31 metros de alto y 32 metros de diámetro, de un realismo impresionante. Y después de hacer algunas compras y de haber disfrutado de una buena comida en la ciudad, descubre el Historial Juana de Arco, un museo de nueva generación que te sumergirá en la vida de la heroína gracias a las nuevas tecnologías.

3.

Festyland, ¡un respiro en tu recorrido!

Se trata del mayor parque de atracciones de Normandía. Fuimos con los niños y la verdad es que todos lo pasamos en grande. Con niños pequeños hay que hacer una pausa de vez en cuando para que no se cansen de tanta visita cultural. ¡Disfrutar de un día aquí es una opción estupenda!

Igual hasta tienes suerte y coincides con el fin de semana de junio en el que se celebra la fiesta de los vikingos y que cuenta con animaciones de todo tipo, como la iniciación al combate y al troll. Se realiza todos los años y supone una auténtica inmersión en el mundo de las leyendas vikingas.

parc-attractions-festyland-caen

Ya puestos…
En la costa, en Villers-sur-Mer, el Paléospace te sumerge en el universo del Jurásico, poblado de dinosaurios, réptiles marinos y otras simpáticas criaturas…  Además podrás descubrir en familia el universo fascinante de la astronomía gracias al Planétarium.

4.

Viva la historia a través de la D-Day experience

Si buscas vivir un momento inolvidable en familia, este es tu evento. La experiencia es tan impactante que merece la pena destacar este festival. Después de la introducción en 3D del coronel Wolverton, te subes a un auténtico avión de transporte de tropas de la Segunda Guerra mundial, transformado en simulador de vuelo. Una travesía caótica de 7 minutos que te permite meterte en la piel de un paracaidista a punto de lanzarse… ¡Alucinante!

Ya que estamos…

¿Buscas otra actividad original para hacer en familia? En Ecausseville, entra en un hangar para dirigibles de la Primera Guerra mundial. Un lugar impresionante, único en Europa. Durante el verano, hasta podrías realizar un sueño de niño: ¡volar como un pájaro! ¡Tan solo súbete al aeropluma! Según su edad y su peso, tu hijo también podrá volar gracias al Baby Brazil (globo esférico con su barquilla de mimbre que permite al niño levantarse por los aires) o al Nino (globo dirigible individual con alas batientes).

Para rendir homenaje a los soldados que combatieron por la libertad en 1944, hay que dirigirse hacia Utah Beach, la inmensa playa de arena. ¡Y no te pierdas la visita al Museo del Desembarco!

5.

A desfogarse en Trampoline Park en Honfleur

A veces, nuestros niños necesitan desfogarse un poco, así que ¡hemos encontrado este planazo! Se trata del primer Trampoline park de Normandía. Free jump (trampolines individuales, paredes de trampolines y zona acrobática), Dodge ball (el balón prisionero en los trampolines), Best  dunk (¡machacar como Michael Air Jordan!). Pueden acceder los niños a partir de los 5 años.

 

Ya que estamos…

Acerca a tus hijos al Naturospace. Mariposas tropicales vuelan en libertad en un biotopo de tipo ecuatorial cálido y húmedo. ¡Sorprendente!

Otra idea para pasar un buen rato en familia: embarca a bordo de la Jolie France y visita el puerto de Honfleur y el estuario del Sena. Un recorrido memorable que pasa por debajo del Puente de Normandía.

Ver el mapa

No te pierdas

Normandía con niños

Todas las actividades de ocio en Normandía