No concibo un viaje fuera de mi casa sin llevarme mi calzado deportivo para disfrutar de alguna ruta campo a través. No soy un experto ni un adicto al deporte. Soy un simple aficionado a los paseos de domingo. Dicen que el deporte es salud, ¿verdad? En Normandía, uno se da cuenta rápidamente de que aquí hay para todos los gustos. Si eres senderista, experimentado o neófito, descubre nuestras propuestas de rutas por la región. Para que cada uno encuentre lo que busca, hemos seleccionado un circuito fácil/medio para los principiantes y otro un poco más difícil para los más preparados.

1, 2, 3… ¡En ruta!

En el País del Camembert, en la provincia del Orne, en la llamada Suiza normanda o en el Valle del Sena, sin olvidar los senderos del litoral… seguro que encuentras tu «vía» dentro de las rutas que te propongo, tanto si eres un excursionista solo de domingo como si eres un deportista habitual.

También descubrimos numerosas topoguías «especiales senderismo» a la venta en las páginas web de los Comités provinciales de turismo, así como en las oficinas de turismo.

En la provincia del Calvados

Circuito «fácil» (7 ó 14 Km) 
Paseo 100 % por la naturaleza en la «Bahía de Sallenelles»

merville-franceville-baie-sallenelles

Después de haber bordeado el mar, descubre la bahía de la provincia del Orne, Espacio Natural Sensible de gran riqueza. Esta bahía es un refugio privilegiado para las aves migratorias. ¡Hasta Carmen, que me acompaña más para tener buena conciencia que por pura pasión, lo dice: «¡Qué bonita bahía! ¡Merece francamente la pena ponerse las zapatillas deportivas para verlo!»

Circuito medio/difícil (14 Km)
Ruta deportiva «La Suiza Normanda vista desde las crestas»

A lo largo de este circuito, puedes apreciar el relieve montañoso de la Suiza Normanda con los paisajes escarpados de las Rocas de los Parques. Se impone una parada en las rocas de la Houle, punto de despegue de los parapentes desde el que disfrutarás de unas vistas preciosas sobre los meandros del río Orne.

suisse-normande

En la provincia de la Manche

El sendero de los aduaneros – GR 223: 300 km espectaculares

falaise-carolles-champeaux

El sendero de los aduaneros que va desde la bahía del Monte Saint-Michel hasta la bahía des Veys es ¡ES-PEC-TA-CU-LAR! ¡De verdad! Se trata de un camino entre tierra y mar que discurre a lo largo de 300 km por una costa todavía salvaje. Nos acercamos al fuerte del cabo Lévi, las antiguas canteras de granito rosa, el cabo de La Hague y los acantilados más altos de Europa en Nez de Jobourg, Le Havre de la Vanlée y sus grandes praderas, los acantilados de Champeaux conocidos como «el kilómetro más bello de Francia »… Carmen comentaba: «¡Fíjate lo bien que lo tienen! ¡Está todo súper bien conservado! No me extraña que lo llamaran así».

Nivel medio a difícil (7 km)
El «Circuito de las cascadas» en Mortain

mortain-cascade

¡Sí, sí! En Mortain nos encontramos frente a las más bellas cascadas del oeste de Francia. Hay que contar entre 2h y 2h40 de ruta sin incluir el tiempo de visita (la Colegiata Saint Evroult, la Pequeña Capilla Saint Michel, la Abadía Blanca). Una bonita excursión para disfrutar de la naturaleza. ¡Nos encantó! Para las familias con niños existe un circuito de 3,7 km. ¡Estos lugares escarpados proporcionan a los chicos una sensación de aventura! ¡Hubiera sido maravilloso poder recorrer estos senderos con nuestros nietos!

En la provincia del Orne

Dificultad media (10,5 km – 3 h)
La Perrière: pueblo milenario

La Perrière
La Perrière © Ben Collier

El bosque de Bellême se extiende sobre las dulces laderas del Perche. Cubierto de robles majestuosos, parece la Galia antigua de hoy en día. Caminando cantábamos la canción de Camarón de la Isla: «…Volando voy, volando vengo…¡por el camino yo me entretengo!…». ¡nos lo pasamos estupendamente! Vimos el Castillo de Montimer, el Roble de la Escuela, el «Eperon» (panorama desde la iglesia de la Perrière) sin olvidar el pueblo típico y animado de La Perrière.

Difícil (18 km – 5 h)
¡Ruta en el país del Camembert!

Randonnée à Camembert
Randonnée à Camembert © D. Commenchal

En el sur del País de Auge, este bucle entre Vimoutiers y el famoso pueblo de Camembert pone al senderista sobre los pasos de Marie Harel, considerada la inventora del camembert, por caminos típicos de este rincón ondulado. Este recorrido para expertos, nos lo recomendaron, pero Carmen no se atrevió.

En la provincia del Eure

Fácil (Duración: 01h40 / distancia: 2,5 km)
Bordeando las orillas del río Iton…

Se trata de un paseo agradable que bordea las orillas del río Iton y atraviesa lugares clasificados ENS (Espacio Natural Sensible). Una inmersión naturalista para descubrir la fauna y la flora de los medios húmedos, gracias a los 15 tableros de interpretación que se encuentran en el camino. Fue un paseo muy agradable y relajante que nos recordaba la canción de José Feliciano: «…Hoy he vuelto a pasar por este camino verde, que por el valle se pierde con mi triste soledad…» Este circuito nos permitió también descubrir un patrimonio arquitectónico reconocido como Monumento Histórico, como el castillo de Chambray. ¡Una maravilla para un arquitecto apasionado!

Difícil (2 horas / Distancia: 7,2 km)
El Camino de las fuentes azules a orillas del Sena

El Camino de las fuentes azules une dos pueblos pintorescos de la Ruta de las Casas típicas de Normandía: Aizier y Vieux-Port. El patrimonio es tan excepcional como espectaculares los panoramas sobre el Valle del Sena. Muy ondulado, este circuito se sitúa casi siempre en la zona sombría de los bosques. A los españoles siempre nos impresionan los bosques frondosos con árboles centenarios. ¡Fue emocionante y realmente precioso!

En la provincia de la Seine-Maritime

Difícil (30 km)
Hacia el bosque de Eawy

foret-eawy-g

Este recorrido te acercará desde el país de Neufchâtel hasta el bosque de Eawy. Haz una parada en el arboretum del jardín del Rey de Roma y en el «Chemin des Ecoliers». Desde aquí podrás acceder al itinerario para bicis la Avenida verde París-Londres. No pudimos hacerlo pero tiene que ser espectacular.

Medio (11.7 km)
En las fuentes del Bebec

Conocido por su bosque provincial y, tristemente, por el ahogamiento trágico de Léopoldine Hugo, hija del escritor, Villequier es un lugar lleno de magníficas casas. A Carmen, a la que le llama mucho la Literatura francesa, y sobre todo la de este gran escritor francés, conocía esta historia trágica y se quedó impresionada al descubrir este rincón de Normandía. Cerca de la iglesia de Bébec, en el cementerio, descubrimos por ejemplo un calvario del siglo XV. ¡Un calvario muy bien conservado que merece la pena ver!

  • Agregar a marcador