Los mejores helados artesanales de Normandía

Fue un acierto viajar con unos amigos a Normandía. Nuestros hijos de 10 y 11 años se divirtieron mucho y nosotros también. La verdad es que fue un viaje precioso. Disfrutamos de las visitas y pasamos momentos muy alegres en familia. Con el calor del verano, Álvaro y Pablo nos pedían, a menudo, comer un helado. Y tienen razón, ¡no hay vacaciones sin helados! Sabíamos que, con la buena leche de las vacas normandas, tenía que haber grandes heladerías, así que nos informamos. A continuación compartimos algunas direcciones interesantes. Si te pillan cerca, ¡no lo dudes!

  • Agregar a marcador
1.

Heladería Glace de la ferme en Honfleur

Philippe e Isabelle Cocagne, productores de leche, venden sus helados por la costa Fleurie, en Honfleur. Cerca del puerto viejo, la tienda siempre está abarrotada y cuando pruebes sus helados, entenderás por qué. ¡Están de muerte y los sabores son tan originales! Te aconsejamos el helado de fresa-ruibarbo. Álvaro hasta afirmaba que se trataba de «los mejores helados del mundo». ¡No se aleja mucho de la realidad! Por lo visto, en 2015, la página web TripAdvisor clasificó esta heladería en el top 10 de las mejores heladerías de Francia.

 

Datos prácticos

LA FERME DU BOIS LOUVET

En Honfleur : La tienda de Honfleur está abierta 7 días a la semana. Abierto sin interrupción desde las 12h todos los días y el sábado desde las 10h hasta la noche.

Además, salvo enero y febrero, la tienda de Saint-Jean-de-la-Léqueraye en la provincia del Eure (localízala en el mapa) está abierta todo el año los viernes (17h-19h) y sábados (10h-12h).

Si hay ferias o festivales, también nos podemos también cruzar con su ice truck (camión heladería).

2.

Los suculentos helados de la Ferme Follet

Si estás cerca de Saint-Valery-en-Caux, acércate a la explotación agrícola de Hélène y Arnaud Follet. Puedes disfrutar de una visita libre con la posibilidad de asistir al ordeño de las vacas a las 17h30. Volvamos al asunto que nos interesa… ¡los helados! Los sorbetes y los helados Follet son una delicia. ¡Si te gustan los helados es una parada imprescindible! Los helados son espectaculares y el entorno es precioso. En verano, puedes, además, disfrutar de una degustación en la terraza.

Los suculentos helados de la Ferme Follet
© Eric Benard

Datos prácticos

AUX GLACES FOLLET
240, impasse d'Artemare - 76450 Saint-Vaast-Dieppedalle

Abierto durante todo el año. Jueves y viernes: 14h-19h / sábado 10h-12h30 y 14h-18h / En julio y agosto, abierto también los miércoles de 14h a 19h.

3.

Heladería Delicious Rouen, helados biológicos

La heladaría Delicious Rouen abrió a finales de 2017 para los aficionados a los helados, los bollos y las sopas (la casa también propone productos salados). Una decoración contemporánea y acogedora, una gran variedad de helados y una carta original (rosa, violeta, lavanda, jengibre, miel / romero…), ¡este salón de té lo tiene todo! Además, todo el mundo aprecia la buena acogida con que te reciben. Nos gustó también que los helados y los sorbetes fueran biológicos y sin gluten. Se pueden degustar in situ, en el interior o en la terraza, o puedes llevártelo en cucurucho o en tarrina.

Datos prácticos

DELICIOUS ROUEN
3, rue de l’Hôpital - 76000 Rouen

Horarios: domingos y lunes, de 14h a 19h / martes y miércoles, de 11h a 19h / de jueves a sábado, de 11h a 23h30.

4.

Helados de Camembert en Ouistreham Riva-Bella

Te aconsejamos visitar al heladero y confitero Simard, que te propone unos helados artesanales, crêpes y gofres. Christophe Simard privilegia la fruta fresca y comprada preferentemente a productores locales. Nos llamó mucho la atención su propuesta de sabores muy originales como pimienta timut, camembert (¡sí, sí y está delicioso!), tomate/albahaca, fresa/hinojo…. Parece también muy interesante el helado de teurgoule, una de las especialidades culinarias de la provincia del Calvados, con sabor a canela. ¡Todo riquísimo!

Datos prácticos

GLACIER CONFISEUR SIMARD
85, avenue de la Mer - 14150 Ouistreham

Horarios: abierto 7 días a la semana, de 12h a 23h45 (durante la temporada)

5.

Un helado en una granja en la bahía del Monte Saint-Michel

¿Te apetece comer un helado elaborado con productos naturales? Si estás cerca del monte Saint-Michel, te tienes que acercar a la granja de Grand Pacey. Elaboran un helado tradicional, sin colorantes químicos y con productos naturales de primera calidad. Sus vacas pastan en las praderas gran parte del año y se nota. Fue una experiencia genial para los niños. Llegamos poco antes de las 18h, así que pudimos asistir al ordeño y acariciar a las vacas y los terneros. ¡Qué helados más buenos! Nos encantaron los sabores rosa/lichi/frambuesa y el de caramelo y flor de sal. Si os apetece prolongar la experiencia, que sepas que también ofrecen alojamiento.

Un helado en una granja en la bahía del Monte Saint-Michel
© Ivan Kruk - Fotolia.com

Datos prácticos

FERME DU GRAND PACEY
Le Grand Pacey - 50540 Vezins

La tienda está abierta los miércoles y los sábados por la tarde de 14h30 a 18h.

6.

Los helados de la familia Bidard en Lonlay l’Abbaye

Esta heladería es también una muy buena recomendación para comer un delicioso helado. Me encantó el de caramelo de mantequilla salada. El resto del grupo probó las especialidades de la casa: el helado de Calvados, el sorbete de Poiré y el helado de caramelo. Nos fascinaron y, encima, ¡se trata de una familia muy simpática! Delphine, Hervé y Pascaline te sirven con una gran sonrisa. Cerca, podrás aprovechar para visitar la abadía de Lonlay y el pueblo medieval de Domfront. Además, en Lonlay l’Abbaye, estás tan solo a 20 minutos de Mortain y de sus cascadas, ¡las más grandes del oeste de Francia!

Los helados de la familia Bidard en Lonlay l’Abbaye
Vaca normanda © Ferme du Bois Louvet

Datos prácticos

GLACES DE LA FERME BIDARD
Lieu-dit La Guerche Carrée - 61700 Lonlay l’Abbaye

Venta en la granja, los miércoles de 14h a 17h y los sábados de 10h a 12h30 y de 14h a 17h.

Ver el mapa