Eu-Le Tréport

Normandie Tourisme
Hermanos colocados en el valle de la Bresle, últimas etapas de la costa de Albâtre normanda, Eu y Le Tréport son dos pueblos con carácter en los que los sabores de la tierra se mezclan con los olores del mar.

Eu y Le Tréport

Tan próximos como diferentes

Junto a un gran y magnífico bosque, teatro de luces y de leyendas, Eu posee el más importante patrimonio construido de Normandía después de Rouen. El antiguo pueblo galorromano tomó importancia cuando Roberto I decidió crear una abadía benedictina. En esta frontera septentrional del antiguo ducado de Normandía, Guillermo el Conquistador se casó con Matilde de Flandes en 1050. Si el Eu vivió regularmente al ritmo de los eventos de las grandes familias de Francia y de Europa, Le Tréport se convierte, en su caso, en un destino de veraneo de moda durante el siglo XIX con la moda de los baños de mar.

Tan próximos como diferentes, los dos pueblos forman un binomio interesante a nivel patrimonial. Por un lado, Eu, la aristocrata, la ciudad florecida y de los comercios, que presenta una herencia arquitectónica que se debe entre otras cosas a las preferencias de Luís-Felipe que recibió en dos ocasiones a la Reina Victoria. Por otro lado, está Le Tréport, el pueblo costero de veraneo, joya de la Belle-Epoque salpicado de elegantes casas multicolores y animado por su puerto pesquero. Los dos proponen paseos sorprendentes en los que los curiosos se dedicarán a descifrar los carteles de cerámica más originales o se dejarán sumergir por el encanto del delicado perfume de las rosas del castillo de Eu.

Qué ver

El castillo, los museos...

> Colegiata Notre-Dame y Saint-Laurent O'Toole: obras maestras del arte ogival del siglo XIII, sucitó la admiración de Viollet-le-Duc: « He visto más grande, he visto más alta, pero nunca he visto tan bella ».

> Castillo de Eu (Museo Louis Philippe): Descubrir y sentir el día a día de sus famosos ocupantes, desde Catarina de Clèves y el duque Henrique de Guise, hasta la reina Victoria, Louis-Philippe y la "Grande Mademoiselle". No hay que perderse el espacio de educación en el patrimonio.

> El hôtel Dieu: Este edificio en forma de U, hecho de ladrillos y de piedras, fue construido para acoger a las hermanas hospitalarias. Alberga un cementerio cubierto único en su género.

> Capilla Saint-Laurent: colgada en las alturas, ofrece vistas panorámicas hacia los pueblos hermanos.

> El museo Traditions Verrières: permite descubrir la historia del vidrio y de la fabricación de frascos de perfumes que dieron la fama al valle de la Bresle.

Destacados

Adosado a los acantillos...

> El bosque de Eu: el antiguo bosque real se extiende sobre 9 315 hectáreas y varios macizos entre los valles de la Bresle y del Yères. Estos hayedos majestuosos desvelan tesoros misteriosos como la piedra "bise" que desprende humo algunas horas antes de que llueva...

> Los acantilados: Le Tréport está adosado a los más altos acantilados de tiza viva de Europa. 365 peldaños permiten alcanzar sus 106 m de altitud.

> El funicular: único en Europa, fue destruido, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue puesto en marcha de nuevo y permite unir la parte baja del pueblo con las « terrazas ».

> El presbiterio: su fachada fue clasificada como Monumento Histórico en 1910.

Datos prácticos

Algunos enlaces útiles

Oficina de turismo

> Página web de la oficina de turismo

 

En los alrededores

> Dieppe