Argentan

Normandie Tourisme
A orillas del río Orne, una de las fortalezas más importantes de Normandía desvela los vestigios de su pasado ajetreado. La destreza de sus obreras convirtió Argentan en otra ciudad del encaje.

Argentan

Un pueblo rodeado de naturaleza

En el corazón de esta tierra del caballo, Argentan es un tranquilo pueblo rodeado de naturaleza. Hermana y rival de Alençon en el mundo del encaje, fue durante mucho tiempo una ciudad aristocrática en la que les gustaba reunirse a los oficiales del Rey. Esto explica los numerosos palacetes y castillos. Fortificada a partir del siglo X, la plaza fuerte Alienor de Aquitania recibía ahí a sus hijos, Ricardo Corazón de León y Juan Sin Tierra. Su fama, Argentan la debe hoy en día a su rico pasado industrial. Especializada en el curtido y el encaje. Durante el siglo XVIII, existían cuatro fábricas reales. Esta artesanía se puede ver hoy en día en la abadía benedictina en la que siguen haciendo el tradicional punto de Argentan. El rico patrimonio arquitectónico de la ciudad, entre el que destaca el castillo, la capilla Saint-Nicolas, la torre del homenaje o la Torre Marguerite, encantará a los enamorados de las viejas piedras y a los apasionados de la historia.