5 cosas diferentes que hacer en le Havre

Entre amigos o en familia, una escapadita a Le Havre es una gran idea. Le Havre es una ciudad de tamaño humano, y con una arquitectura única. « La plage »: la última parada del tranvía es una de las visitas imprescindibles.

 

1- Un chapuzón en los Bains des Docks

Debemos esta piscina atípica al famosos arquitecto internacional Jean Nouvel. Lo que la distingue de los demás centros acuáticos es su increíble diseño. Disfrutarás de la piscina interior/exterior y de sus cascadas, de otra piscina exterior y sus dimensiones olímpicas, el cañón de agua o el spa colectivo.

Les Bains des Docks

 

 

2- Fotos recuerdo delante de las obras  monumentales

Desde 2017 y el evento del 500º aniversario de Le Havre, se han instalado esculturas monumentales en la ciudad. El acontecimiento Un Eté au Havre vuelve en 2019 con más obras y citas festivas. Sácate una foto delante de Catène de containers, en el dique Southampton. Cita también delante del Bassin du commerce para admirar Impact, dos inmensos chorros de agua que se juntan en el aire. Sin olvidar, la obra gráfica de Lang/Baumann, en la playa.

Las obras fotogénicas

3- Comer frente al mar

Durante la temporada alta, restaurantes efímeros se instalan a lo largo del paseo marítimo. Podemos tomar algo en la terraza o instalarnos en las tumbonas, o disfrutar de una comida. Te recomendamos el Lauda’s. Los mejillones, con sus patatas fritas, están de muerte. Además, ¡proponen buenos vinos! El equipo es jóven y simpático. Si prefieres comer un tentempié, te recomendamos La frite à Victor: una institución.

Le Lauda’s

4- Comprar un souvenir

Constatarás rápidamente que Le Havre no se parece a ninguna otra ciudad. Durante mucho tiempo criticada, su arquitectura enorgullece a sus visitantes y es reconocida a nivel mundial (el centro de la ciudad está clasificado por la Unesco). Las líneas gráficas de su arquitectura han inspirado a diseñadores de ropa. El logo LH, un guiño a LA (Los Angeles), se declina en camisetas, sudaderas y gorras.

LH concept store

5- Acercarse a Etretat

Entre Honfleur, a 20 minutos de Le Havre cruzando el Puente de Normandía y Etretat, a medio camino, ¡Elegir no es fácil! En esta ocasión, optamos por Etretat. Sus acantilados con formas singulares ofrecen un decorado de ensueño. Podrás tumbarte en los guijarros, bañarte (cuidado, no hacemos pie rápidamente) o bien disfrutar de un paseo deportivo a lo alto de los acantilados. Otra opción: iniciarse al paddle surf.

Los acantilados de Etretat

 

  • La ciudad fue fundada por Francisco I.
  • Le Volcan, obra del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, es llamado cariñosamente "Bote de yogur".
  • No te extrañes de oir "¡oh dé!": es una expresión típica de la zona que usan al principio de una frase.
  • Si quieres hacer shopping, lo más sencillo es acercarse al Espace Coty.