El tren del Mont-Saint-Michel

clasificado como patrimonio mundial de la Unesco en 1979, el Mont-Saint-Michel surge en el corazón del precioso paisaje como el teatro de las mayores mareas de Europa continental. desde el 5 de julio de 2016, ¡te puedes subir a bordo del Tren del Mont-Saint-Michel para disfrutar de una excursión de un día o más! Sin duda la forma más sencilla y la más barata de visitar el Mont-saint-michel en tren.

Dátos prácticos

Paris Montparnasse (quai Vaugirard) <> Mont-Saint-Michel

Tarifa única: 27 € * sólo ida

Disponible en sólo ida o en ida y vuelta en 2ª clase.

* 13,50 € para los niños de entre 4 y 12 años.

Información y reserva: en la estación, en las pantallas de venta, por teléfono al 3635 (0,40€ IVA incluido/mn, fuera de sobrecoste eventual), en www.voyages-sncf.com.
Podrás hacer la ida y vuelta en el día

Una tarifa única

Desde la estación de Paris Montparnasse, súbete a bordo del Tren del Mont-Saint-Michel. Te bajarás en la estación de Villedieu-les-Poêles. Un autocar (wifi, TV, baños, aplicación de lectura y revistas están a su disposición) te acercará al Mont-Saint-Michel.

Podrás hacer la ida y vuelta en el día para pasearte por el Mont y hacerlo descubrir a los que más quieres. ¡Pero lo más probable, es que te apetezca prolongar tu estancia para descubrir todo lo que ofrece el sur de la provincia de la Manche!

Entre amigos, en pareja, con tus hijos o con tus nietos, viaja tranquilamente con el Tren del Mont-Saint-Michel.


¡Reservo!

 

El Mont-Saint-Michel y su bahía: ¡Un paisaje único!

Este precioso rincón de Normandía tiene mucho que ofrecer para descubrir. Empezando por el Mont-Saint-Michel y su abadía, obra maestra de la arquitectura medieval. Te aconsejamos la visita guiada de la abadía. Los guías te hacen recorrer la historia del lugar con un toque de humor y contándote anécdotas para que la visita sea interesante y divertida.

Granville, pueblo costero en el que nació Christian Dior

En los alrededores, los pueblecitos típicos de la provincia de la Manche salpican el litoral. ¡Si te gustan los pueblos animados, no te decepcionará Granville, pueblo costero en el que nació Christian Dior, conocido como la « Monaco del Norte »!. La casa de infacnia del modisto se puede visitar y alberga un museo dedicado a su figura. ¡Desde el jardín de la propiedad, las vistas al mar son preciosas! se distingue, a lo lejos, el archipiélago de las islas Chausey, el barrio insular de Granville. En verano, la ciudad vibra al ritmo de los festivales.